Edición Médica

Viernes, 14 de mayo de 2021
23:29
Colombia | Ecuador
Latinoamérica
INSUMOS CRÍTICOS
OPS: 1 de cada 4 muertes por COVID-19 registradas en el mundo la semana pasada ocurrió en las Américas
La capacidad de los sistemas de salud de algunos países está rebasada. Se ha exhortado a Estados que tengan excedentes de vacunas a donarlos a la región
Jueves, 29 de abril de 2021, a las 17:01

Carissa Etienne, directora de la OPS.


Redacción. Bogotá
Los hospitales en América del Sur y Central se encuentran luchando para hacerle frente a una gran afluencia de pacientes con COVID-19 mientras la propagación del virus sigue creciendo en la región, ha señalado la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, a través de una sesión virtual.
 
"Las hospitalizaciones están en su punto más alto en Costa Rica, y se espera que más pacientes requieran atención, ya que el país informó de un aumento de 50 por ciento de los casos en la última semana", ha enfatizado la directora.
 
Asimismo, con respecto al preocupante panorama de Colombina, Etienne ha recalcado que, en los hospitales "las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se están agotando” en ciudades de gran tamaño como Bogotá y Medellín. De igual forma, "los hospitales de Guatemala también han alcanzado su capacidad máxima", ha agregado.
 
Adicional a ello, Etienne ha subrayado que, los suministros de vacunas "todavía son débiles frente a la urgente necesidad de más dosis. Por eso instamos a los países con excedentes de dosis a que consideren la posibilidad de donar una parte importante a las Américas, donde estas vacunas que salvan vidas se necesitan desesperadamente y se utilizarán con prontitud".
 
Crítico panorama en las hospitalizaciones de la región
 
Con respecto a la situación de hospitalizaciones, la OPS ha resaltado que este panorama se debe, en gran parte, al aumento en la hospitalización de pacientes más jóvenes a consecuencia de la COVID-19, que tienen menos acceso actualmente a las vacunas y se exponen más a menudo.
 
La organización ha asegurado que, suelen estar hospitalizados durante más tiempo y, por tanto, consumen más recursos. "La OPS está orientando a nuestros países para que planifiquen cómo hacer frente a los aumentos repentinos en el consumo de insumos críticos, como oxígeno, medicamentos para la intubación, equipos de protección personal y bombas de infusión", ha recalcado Etienne.
 
A esto, se ha sumado el aumento de las infecciones considerablemente en toda América Latina y el Caribe. Los casos se han incrementando en Perú, Bolivia, Argentina y Uruguay, según ha informado Etienne. “Las infecciones suben hacia los niveles de enero pasado en Colombia y crecen en casi todos los países de Centroamérica”, subrayó.
 
De igual forma, el Caribe, Guadalupe, Martinica y Las Bahamas han informado de un aumento de las infecciones. "Anguila notificó más del 60 por ciento de sus casos totales tan solo en los últimos siete días, y los casos semanales se duplicaron en Puerto Rico durante el mismo periodo", ha detallado Etienne.
 
"No es de extrañar, por tanto, que muchos países de nuestra región hayan reforzado las medidas de salud pública ampliando los confinamientos o cierres, limitando las reaperturas e imponiendo nuevos llamados a permanecer en casa", ha aseverado la directora.
 
"Estas decisiones nunca son fáciles, pero teniendo en cuenta el aumento de las infecciones, es exactamente lo que debe hacerse. Sabemos que estas medidas funcionan y felicito a los líderes de nuestra Región por dar prioridad a la salud", ha indicado Etienne.
 
En total, la OPS ha explicado que se registraron 1,4 millones de nuevos casos de COVID-19 en las Américas la semana pasada, mientras que 36 mil personas perdieron la vida a causa de la enfermedad. “De hecho, una de cada cuatro muertes por COVID-19 en el mundo la semana pasada tuvo lugar aquí, en las Américas”, ha mencionado la directora de la OPS.
 
Sobre los avances en la vacunación contra la COVID-19
 
Etienne ha reconocido a los países de América Latina y el Caribe por la administración pronta de las dosis de vacunas limitadas que han estado disponibles. "La mayoría de los países han hecho un gran trabajo siguiendo las recomendaciones de la OMS y la OPS en dar prioridad a estas primeras dosis para los trabajadores de la salud y otros profesionales en la primera línea de respuesta, y han salvado miles de vidas protegiendo a los adultos mayores y a las personas con enfermedades crónicas", ha afirmado.
 
Muchos países han invertido en cadenas de frío para las vacunas que requieren temperaturas ultrabajas. "A medida que las entregas se aceleren, nuestra cadena de frío y de suministro se pondrá más a prueba, pero (los países) están preparados para enfrentar el reto", ha considerado Etienne.
 
Los Estados también han protegido a sus poblaciones ubicando los centros de vacunación COVID-19 lejos de las clínicas y los hospitales. La OPS ha resaltado que, se han organizado campañas de vacunación en vehículos y ‘de puerta en puerta’ para reducir la posibilidad de transmisión.
 
 "Gracias a estos esfuerzos, la región ha administrado casi todas las dosis obtenidas mediante COVAX que se han recibido hasta ahora", ha señalado la directora de la OPS y destacó que lo ha hecho “de forma rápida y eficaz".
 
Al momento, se han administrado cerca de 317 millones de dosis de vacunas COVID-19, y alrededor de 71 por ciento en los Estados Unidos. Y aunque las dosis siguen siendo limitadas, “la mayoría de los países verán un aumento considerable de las dosis desde la primera ronda de asignación”, ha asegurado la OPS.
 
Cerrar brechas en la inmunización de rutina
 
Etienne ha advertido que mientras la región enfrenta la COVID-19, se ha retrasado la inmunización rutinaria contra otras enfermedades prevenibles por vacunación. "Estas tendencias no son nuevas", ha indicado la directora y agregó que, "desde hace algunos años, hemos visto que la cobertura de inmunización ha disminuido en nuestra región".
 
 
En 2020, casi 500 mil niños no pudieron ser vacunados contra enfermedades como la difteria, el tétanos y la tos ferina, y más de 300 mil no recibieron vacunas contra el sarampión, descenso que no se debe únicamente a la pandemia.
 
La OPS también ha felicitado a los trabajadores de la salud, quienes se espera que vacunen a casi 100 millones de personas contra enfermedades como el sarampión, la influenza y el virus del papiloma humano bajo el paraguas de la Semana de Vacunación de las Américas de este año, celebrada entre 24 al 30 de abril.
 
El dato
 
Se ha proyectado que se administren casi 9 millones de dosis de vacunas COVID-19 en el marco de esa iniciativa. “Nuestros trabajadores de salud han hecho extraordinarios sacrificios personales y han perseverado incluso ante las circunstancias más difíciles. Les debemos todo lo que podamos para mantenernos a salvo a nosotros mismos y a nuestras comunidades, incluso vacunándonos cuando sea nuestro turno”.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.