Edición Médica

Sábado, 13 de agosto de 2022
10:24
Colombia | Ecuador
Profesionales
DESIGUALDAD SALARIAL
En el sector de la salud las mujeres ganan un 24% menos que los hombres, señala informe de la OMS
Se revela que en el sector de la salud y asistencial las mujeres se enfrentan a una brecha salarial de género mayor que en otros sectores económicos
Lunes, 18 de julio de 2022, a las 17:58

Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.


Redacción. Bogotá
En el sector de la salud y asistencial, las mujeres se enfrentan a una mayor brecha salarial de género que en otros sectores económicos, ya que, se ha evidenciado que ganan un 24 por ciento menos que los hombres, según un nuevo informe conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
Este análisis, catalogado como el más completo del mundo sobre las desigualdades salariales de género en el ámbito de la salud, ha constatado una diferencia salarial bruta entre hombres y mujeres de aproximadamente 20 puntos porcentuales, que se eleva a 24 puntos porcentuales cuando se tienen en cuenta factores como la edad, la educación y el tiempo de trabajo. Esto pone de manifiesto que las mujeres están insuficientemente pagadas por sus atribuciones en el mercado laboral en comparación con los hombres.
 
Sin embargo, gran parte de la brecha salarial no se explica, según ha denotado la OMS, lo cual puede deberse a la discriminación hacia las mujeres, que representan el 67 por ciento de los trabajadores de la salud y asistenciales en todo el mundo.
 
El informe también ha recalcado que los salarios en el sector de la salud y asistencial tienden a ser más bajos en general, en comparación con otros sectores económicos. Esto coincide con la constatación de que los salarios suelen ser más bajos en los sectores económicos en los que predominan las mujeres.
 
Cabe mencionar que, en el informe titulado “La brecha salarial de género en el sector de la salud y asistencial: un análisis mundial en tiempos de COVID-19”, ha concluido que, incluso con la pandemia de COVID19 y el papel crucial desempeñado por los trabajadores de la salud y asistenciales, solo hubo mejoras marginales en la igualdad salarial entre 2019 y 2020. 
 
Asimismo, el informe ha indicado que existe una gran variación en las brechas salariales de género en los distintos países, lo que sugiere que las brechas salariales en el sector no son inevitables y que se puede hacer más para cerrarlas. Dentro de los países, las brechas salariales de género tienden a ser mayores en las categorías salariales más altas, donde los hombres están sobrerrepresentados. Las mujeres están sobrerrepresentadas en las categorías salariales más bajas. 
 
Las madres que trabajan en el sector de la salud y asistencial parecen sufrir penalizaciones adicionales. Durante los años reproductivos de la mujer, las brechas salariales entre hombres y mujeres en el sector aumentan considerablemente. Estas brechas persisten durante el resto de la vida laboral de la mujer. En el informe se observa que un reparto más equitativo de las obligaciones familiares entre hombres y mujeres podría, en muchos casos, llevar a las mujeres a tomar decisiones ocupacionales diferentes. 
 
Factores que impulsan las brechas salariales de género en el sector
 
El análisis ha examinado las diferencias de edad, educación y tiempo de trabajo, así como la diferencia en la participación de hombres y mujeres en los sectores público o privado, que explicarían una parte del problema. Según ha resaltado el informe, las razones por las que las mujeres están peor pagadas que los hombres con perfiles laborales similares en el sector de la salud y asistencial en todo el mundo siguen sin poder explicarse en gran medida mediante los factores del mercado laboral. 
 
“El sector de la salud y asistencial ha soportado unos salarios bajos en general, unas brechas salariales entre hombres y mujeres obstinadamente grandes y unas condiciones de trabajo muy exigentes. La pandemia de COVID-19 puso claramente de manifiesto esta situación, al tiempo que demostró lo vitales que son el sector y sus trabajadores para la supervivencia de las familias, las sociedades y las economías”, ha dicho Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la Organización Internacional del Trabajo.
 
No habrá una recuperación inclusiva, resiliente y sostenible sin un sector de la salud y asistencial más fuerte. No podemos tener unos servicios de salud y asistenciales de mayor calidad sin unas condiciones de trabajo mejores y más justas, incluidos unos salarios más justos, para los trabajadores de la salud y asistenciales, la mayoría de los cuales son mujeres”, ha agregado Tomei.
 
Asimismo, la directora ha enfatizado que “es momento de adoptar medidas políticas decisivas, incluido el necesario diálogo normativo entre instituciones. Esperamos que este informe detallado y autorizado contribuya a estimular el diálogo y la acción necesarios para lograrlo”.
 
Por último, Jim Campbell, director de Personal de Salud de la OMS, ha manifestado que, “las mujeres constituyen la mayoría de los trabajadores del sector de la salud y asistencial, pero en demasiados países los prejuicios sistémicos están dando lugar a perniciosas penalizaciones salariales contra ellas”.
 
“Los datos y el análisis de este informe pionero deben servir de base a los gobiernos, los empleadores y los trabajadores para adoptar medidas eficaces. Resulta alentador que las historias de éxito en varios países muestren el camino, incluidos los aumentos salariales y el compromiso político con la equidad salarial”, ha concluido Campbell.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.