Edición Médica

Martes, 24 de mayo de 2022
22:02
Colombia | Ecuador
Salud Pública
CIFRA EN AUMENTO
Especialistas coinciden en que la vía más segura para dar a luz es el parto vaginal
A nivel mundial el 21por ciento de los partos son por cesárea
Lunes, 24 de enero de 2022, a las 18:35

Andrés Duarte, ginecobstetra de la Clínica Universitaria Colombia.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
En Colombia, según cifras del DANE, del total de nacimientos presentados en 2019, el 54,4 por ciento se dieron por parto natural y el 44,5 por ciento fueron a través de cesárea. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS),1 de cada 5 partos se realizan mediante procedimiento quirúrgico, lo que representa el 21 por ciento del total de partos.
 
No obstante, de estas cifras, aunque las cesáreas continúen en aumento, los especialistas han coincidido en que el parto vaginal es mucho más positivo tanto para madres como para recién nacidos.
 
El cuerpo femenino, en la mayoría de los casos, está diseñado anatómicamente para dar a luz. Durante el parto vaginal la madre tiene la oportunidad de participar en el nacimiento de sus hijos de forma activa y consciente, hay menor sangrado, la recuperación es más rápida, hay menos dolor y un menor riesgo de infección. Para los recién nacidos, esta forma de llegar al mundo les permite adaptarse de forma más fácil a su nuevo ambiente.
 
Por otro lado, cuando se habla de la cesárea hay unos riesgos que aumentan, dado que se trata de una cirugía que requiere anestesia general, que genera una herida que ocasiona mayor sangrado, con peligro de infección y de producir lesiones en órganos vecinos. Esto también supone un reto para las madres, pues la recuperación toma más tiempo y hay más dolor posoperatorio.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Andrés Duarte, ginecobstetra de la Clínica Universitaria Colombia, ha explicado que “la vía más segura para dar a luz es el parto vaginal, que es la vía de primera elección en términos de la práctica de obstetricia. El parto natural como toda intervención tiene unos riesgos, pero no inherentes a factores propios de cada paciente como el sangrado, la infección, que son determinados por muchos factores y se presentan en mucha menor proporción que en la cesárea”.
 
“La cesaría como procedimiento quirúrgico tiene riesgos considerables y mucho mayores que los de parto vaginal, incluyendo riesgos por anestesia, de sangrados en mayores cantidades, así como de infección en proporciones mayores al parto vaginal. Hay que recordar que el parto por cesárea implica la apertura de la cavidad abdominal, con riesgo de lesionar órganos subyacentes al útero”, ha agregado Duarte.
 
Además, el ginecobstetra ha indicado que “la cesárea tiene una aplicación en momentos muy específicos en estado de sufrimiento fetal agudo, en el cual se necesita un nacimiento expedito, entonces la cesárea es una intervención que salva vidas. En casos en que esté comprometida la vida, puede ser una intervención que salve vidas, pero siempre en el balance del riesgo - beneficio sobre la relación y condición del parto y la cesárea, generalmente la decisión de llevar una paciente a cesárea es consensuada entre el médico tratante y su paciente, fundamentada en las condiciones obstétricas de cada paciente”.
 
El papel del médico es siempre recomendar de la mejor forma a su paciente, si bien la cesárea está contemplada en la literatura por solicitud de la paciente, nosotros como cuerpo médico tratamos siempre de fomentar el parto vaginal y mediante la educación y la comunicación con la paciente buscamos resolver esos temores que puedan tener sobre la práctica de parto vaginal”, ha asegurado el especialista.
 
Básicamente lo que hacemos es informar a la paciente acerca de cuál es su mejor opción y la más natural y fisiológica, que le dé más bienestar a la mamá y al bebé.
 
Por último, Duarte ha afirmado que ante el aumento de partos por cesárea “se debe a la desinformación y es que prácticamente lo que llega de las voces de la comunidad en general y es que es bien conocido las metas de los servicios de salud en tasas de cesáreas en vista y en búsqueda de disminuir complicaciones derivadas de esa intervención, digamos que medidas en cuanto al riesgo obstétrico y pacientes de riesgo que maneja la institución, se manejan tasas entre el 70 por ciento para parto vaginal y 30 por ciento para cesáreas”.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.