Edición Médica

Martes, 18 de enero de 2022
12:30
Colombia | Ecuador
Salud Pública
EXPOSICION MUNDIAL
Ómicron ya es una variante dominante en Colombia ¿Qué medidas se deberán tomar?
Una experta hace algunas recomendaciones y aclaraciones de sobre la nueva variante que circula en el país
Viernes, 07 de enero de 2022, a las 17:31

Nancy Yomayusa, directora científica del Instituto Global de Excelencia Clínica de Keralty.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
El ministro de Salud, Fernando Ruiz, ha anunciado que la variante ómicron ya es dominante en el territorio colombiano y, señaló que se requiere adaptar las clínicas ante la rápida transmisibilidad de esta cepa del virus.
 
El mapa genómico del Instituto Nacional de Salud (INS), indica que la variante ómicron está presente en ocho regiones de Colombia:  Antioquia, Valle del Cauca, Quindío, Bogotá, Córdoba, Bolívar, Magdalena y Atlántico.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Nancy Yomayusa, directora científica del Instituto Global de Excelencia Clínica de Keralty, ha explicado que “las personas expuestas a Ómicron pueden enfermarse más rápido, incluso dentro de los primeros tres días de la exposición y los síntomas pueden ser similares a un resfriado común”.
 
“Evidencia preliminar muestra que la gravedad de la enfermedad causada por Ómicron es igual o incluso menor comparada con Delta y puede generar un menor compromiso pulmonar, sin embargo, el aumento de la transmisibilidad y el crecimiento exponencial de los casos superarán rápidamente cualquier beneficio potencial de una menor gravedad”, ha indicado la experta.
 
Por lo tanto, Yomayusa ha destacado que es importante estar alerta, aún ante síntomas leves, pues se considera probable que Ómicron cause aumento de casos particularmente en poblaciones vulnerables, especialmente las personas no vacunadas o con comorbilidades, así como hospitalizaciones y muertes adicionales, asociadas a incapacidad de respuesta y sobreocupación de los sistemas sanitarios.
 
“La vacunación por sí sola no permitirá prevenir el impacto de la variante Ómicron, debido a las marcadas inequidades y brechas de vacunación que aún existen a nivel mundial, lo que impide el control global de la pandemia al permitir la replicación continua del virus y la aparición potencial de nuevas variantes”, señalado la experta.
 
En ese sentido, Yomayusa ha enfatizado en la urgencia de tomar medidas enérgicas para reducir la transmisión y aliviar la pesada carga sobre los sistemas de salud, protegiendo a los más vulnerables en los próximos meses.
 
Cabe mencionar que, la OMS ha definido como "muy alta" la probabilidad de una mayor propagación potencial de Ómicron a nivel global. El número de casos parece estar aumentando rápidamente, lo que podría dar lugar a la cuarta ola de la epidemia de COVID-19 que se extiende por todo el mundo. 
 
Asimismo, el pasado 26 de noviembre de 2021 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la designó como variante de preocupación (VOC) debido a su mayor transmisibilidad; riesgo de reinfección; potencial capacidad de eludir la respuesta del sistema inmune, afectando la respuesta a las vacunas, con una mayor probabilidad de extenderse rápidamente en la comunidad.
 
“Es necesario fortalecer rápidamente las intervenciones de salud pública y bioseguridad para reducir la transmisión y la propagación de la variante Ómicron. Sigue siendo una prioridad utilizar las mascarillas de manera adecuada, prevenir el hacinamiento en el transporte y espacios públicos, el lavado de manos, el distanciamiento social, limpiar las superficies de alto contacto de manera regular o según sea necesario y después de recibir visitas en casa, asegurar una ventilación adecuada en los espacios cerrados”, ha insistido la experta.
 
Recomendaciones para limitar la propagación del virus
 
Con respecto a las recomendaciones preventivas, los profesionales de la salud deberán garantizar las normas de bioseguridad, el uso en todos los escenarios de mascarillas N-95 y el cumplimiento de los esquemas de vacunación y los refuerzos respectivos, según ha asegurado Yomayusa.
 
Y ha agregado que “es fundamental quedarse en casa ante síntomas de la enfermedad, realizar la prueba confirmatoria y priorizar el rastreo de contactos, independientemente del estado de vacunación”.
 
De igual forma, la especialista ha insistido en que, las pruebas siguen siendo una herramienta importante y las personas con síntomas deben someterse a estas, independientemente de su estado de vacunación, junto con el aislamiento de las personas positivas para limitar la propagación del virus y reducir la carga sobre los sistemas de salud.
 
La vigilancia sigue siendo de gran importancia y se debe realizar la secuenciación del genoma para confirmar la infección con una variante específica.
 
El escenario de ómicron ha dado cuenta de su propagación en más de 95 países, en Bélgica, Dinamarca, Finlandia, España e Islandia no se ha documentado nexo epidemiológico con viajeros y algunos de sus casos datan de periodos anteriores, “lo que demuestra que estaría circulando incluso antes del reporte en Sudáfrica”, ha manifestado Yomayusa.
 
“Se ha documentado la transmisión comunitaria en Sudáfrica y el Reino Unido, y datos recientes reportan un número creciente de casos adquiridos, incluso como parte de grupos y brotes, lo que indica que la transmisión en comunidad ya es predominante en varios países. El incremento de casos en Latinoamérica coincide con reportes de la variante Ómicron en Panamá, Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela, México, Cuba y Ecuador”, ha añadido la especialista.
 
Finalmente, Yomayusa ha resaltado que, este nuevo desafío pone de manifiesto la necesidad de una ética de salud pública global, “pues no tendremos pleno control de la pandemia hasta tanto en cada territorio del mundo se logren las metas de vacunación, así como una respuesta anticipada y coordinada frente al creciente incremento de casos y el impacto de los determinantes sociales”, ha señalado.
 
La capacidad para poner fin a la pandemia actual es una "prueba de nuestra capacidad colectiva para prevenir y responder eficazmente a futuras pandemias”, ha señalado Yomayusa.
 
 Es necesario potenciar el liderazgo compasivo y un férreo compromiso con la equidad, la solidaridad y la coherencia, que permita compartir el conocimiento y la evidencia científica, así como la experiencia adquirida para orientar la toma de decisiones responsables, garantizando la protección y el bienestar de toda la comunidad”, ha concluido Yomayusa.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.