Edición Médica

Martes, 24 de mayo de 2022
23:14
Colombia | Ecuador
Salud Pública
GESTACIÓN RIESGOSA
¿Pueden mujeres con cáncer quedar embarazadas y seguir con sus tratamientos?
Especialistas han explicado cómo se manejan médicamente los embarazos en esos casos
Viernes, 06 de mayo de 2022, a las 13:17

Juan Carlos Velásquez, oncólogo y Juan Manuel Sierra, cirujano de columna.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
Las mujeres pueden quedar embarazadas después de enfrentar enfermedades como cáncer, cirugías de columna, haber pasado por Unidad de Cuidados Intensivos o un trasplante renal, teniendo en cuenta ciertos cuidados y recomendaciones.

Según el último informe Globocan 2020, en Colombia 60.355 mujeres padecieron cáncer. Es de destacar que, en 2021, se realizaron 660 trasplantes de órganos siendo el renal uno de los principales.

Ser madres luego de haber vivido una condición clínica especial como un tratamiento de cáncer, cirugías que pueden ser complejas como la de columna, trasplante renal o quizás hayan pasado por una Unidad de Cuidados Intensivos, pueden reevaluar ese deseo, suponiendo que están en un panorama parezca poco alentador.

Según cifras del Globocan 2020, en Colombia más de 60 mil mujeres sufren de algún tipo de cáncer; siendo los más padecidos, cáncer de seno, colorrectal, cuello uterino, tiroides y estómago. En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Juan Carlos Velásquez, jefe del Centro de Oncología, ha mencionado que: “La posibilidad de tener un embarazo luego de haber tenido cáncer es variable y depende de ciertos factores; el primero de ellos, la edad a la cual aparece la enfermedad neoplásica; el segundo, el tipo de cáncer y los órganos afectados; y tercero, los tratamientos que se han empleado”.

También ha destacado que un factor importante para tener en cuenta es el tipo de terapia requerida; por ejemplo, terapias de radiación que vayan dirigidos a cavidad pélvica con afectación de ovarios o terapias de radiación a nivel del sistema nervioso central que comprometan el hipotálamo o la hipófisis, tienen un impacto muy importante en la fertilidad.

Igualmente, ha recalcado que “en el caso específico de un cáncer de seno, algunas veces, dependiendo de los medicamentos que se utilicen, se pueden realizar cierta parte de los tratamientos oncológicos como algunos esquemas de quimioterapia, sin tener que interrumpir el embarazo”.

“Cada situación es individual, independiente y debe ser evaluada por el ginecólogo, por el oncólogo y por el perinatólogo para poder aconsejar de manera adecuada a nuestras pacientes”, ha aclarado.

Velásquez ha agregado que “si bien existen diferentes técnicas y procedimientos que permiten garantizar la posibilidad de tener un embarazo y dar a luz a un bebé luego de tener cáncer, sin duda, la terapia más eficaz es la preservación de óvulos y de embriones en congelación, es decir, la criopreservación”.

Otra de las condiciones preocupantes  antes de ser madres, es una cirugía previa de columna. Juan Manuel Sierra, cirujano de columna ha explicado  que “una mujer que tuvo cirugía de columna puede quedar embarazada sin ninguna contraindicación, pero debe tener algunos cuidados especiales”.

“A las mujeres que hayan tenido una cirugía de columna, se le recomienda mantener un peso adecuado durante la gestación; es decir, lo ideal es que no aumente en más de 1 kilo al mes. La gran mayoría de los dolores lumbares durante el embarazo y después del parto se deben en un 30 por ciento por la distensión de los ligamentos de la articulación sacroilíaca”, ha afirmado.

“Idealmente las futuras madres deben hacer es un proceso de rehabilitación, de estiramiento antes y después del parto para tratar de mejorar la mecánica de está articulación haciendo pilates, yoga, estiramientos y rehabilitación muscular”, ha señalado.

Dentro de las recomendaciones que dan los especialista son:

•La principal recomendación es que las mujeres que quieran ser mamás mantengan sus controles ginecológicos anuales como la citología.

•Realizar una consulta preconcepcional para así establecer cuál es la historia clínica de la paciente, de esta manera determinar sus riesgos, si requiere más estudios antes de que se embarace y si necesita algún tratamiento antes de la gestación por alguna patología adicional que pueda identificarse. La consulta preconcepcional, bien planeada y estudiada, disminuye los riesgos del embarazo y del nacimiento del bebé.

•Tener una dieta saludable y equilibrada, no fumar, no consumir alcohol, reducir el consumo de cafeína a 1 a 2 tazas al día, de 6 a 8 onzas, hacer ejercicio indicado según el especialista y mantener controles rigurosos con los especialistas indicados de acuerdo con cada caso.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.