Edición Médica

Martes, 31 de enero de 2023
22:22
Colombia | Ecuador
Avances
TRATAMIENTOS MULTIFARMACOLÓGICOS
Estudio identifica 3 compuestos de fuentes naturales que logran prevenir la infección por COVID-19
Esta investigación contribuirá con el desarrollo de nuevos medicamentos para las variantes de COVID-19 elaborados a partir de fuentes naturales
Martes, 10 de enero de 2023, a las 13:29

El equipo busca soluciones basadas en la naturaleza para desafíos de Salud global como la COVID-19.


Redacción. Bogotá
Recientemente un estudio llevado a cabo por equipo internacional de investigadores dirigido por científicos de la Universidad Británica de Columbia (UBC) ha analizado un catálogo de más de 350 compuestos derivados de fuentes naturales, incluidas plantas, hongos y esponjas marinas, con el fin de encontrar nuevos medicamentos antivirales que puedan emplearse para tratar la COVID-19.
 
Por su parte, François Jean, profesor asociado en el departamento de microbiología e Inmunología ha resaltado que “este equipo de investigación interdisciplinario está desentrañando las importantes posibilidades de la biodiversidad y los recursos naturales y descubriendo soluciones basadas en la naturaleza para desafíos de salud global como la COVID-19”.
 
De acuerdo con una publicación de la UBC, el proceso de la investigación consistió en bañar células pulmonares humanas en soluciones hechas con estos compuestos, para luego infectarlas con SARS-CoV-2; de ese modo, los investigadores encontraron 26 compuestos que redujeron por completo la infección viral en las células. Tres fueron efectivos en dosis muy pequeñas. 
 
“La ventaja de estos compuestos es que se dirigen a las células, en lugar del virus, bloqueando la replicación del virus y ayudando a la célula a recuperarse”, ha manifestado la coautora principal del estudio, Jimena Pérez-Vargas, investigadora asociada en el departamento. de microbiología e inmunología. “
 
Según ha destacado Pérez-Vargas, “las células humanas evolucionan más lentamente que los virus, por lo que estos compuestos podrían funcionar contra futuras variantes y otros virus como la influenza si usan los mismos mecanismos”.
 
Pasos laboriosos y resultados eficientes
 
Según ha indicado el estudio, los investigadores utilizaron una versión del virus SARS-CoV-2 que hace que las células brillen de color verde fluorescente cuando están infectadas, así como una técnica de detección especial, para identificar los 26 compuestos naturales principales que mostraron inhibición de la infección por COVID-19 con bajo daño celular.
 
“El virus fluorescente es una herramienta poderosa”, ha precisado Tirosh Shapira, becario postdoctoral en la facultad de medicina, y agregó que “con él, los pasos experimentalmente laboriosos se vuelven redundantes para que podamos verificar miles de compuestos de manera fácil y rápida. Aún más importante, con él tenemos la opción de rastrear el SARS-CoV-2 'en vivo' a medida que se propaga de una célula a otra”.
 
Sobre los compuestos canadienses
 
Cabe mencionar que, los tres compuestos más efectivos se encontraron en Canadá: alotaketal C de una esponja marina recolectada en Howe Sound, BC, bafilomicina D de una bacteria marina recolectada en Barkley Sound, BC, y holyrine A de bacterias marinas recolectadas en aguas de Terranova.
 
“Hemos estado recolectando cosas durante 40 años en todo el mundo, pero estos tres son canadienses y dos son de Columbia Británica”, ha dado a conocer el coautor del estudio Raymond Andersen, profesor del departamento de química.
 
Adicional a ello, pruebas adicionales han evidenciado que los tres compuestos eran efectivos contra la variante delta y varias variantes de ómicron. De hecho, son tan seguros para las células humanas como los tratamientos actuales para el COVID-19. “Muchos de estos tratamientos ya no son efectivos contra las variantes de ómicron que circulan actualmente porque el virus está evolucionando. Esto destaca la necesidad de nuevos antivirales”, ha indicado Jean.
 
Trabajo conjunto con otros antivirales
 
Los investigadores también han explorado qué tan efectivo era el compuesto bafilomicina D cuando se usaba en combinación con un antiviral COVID-19 descubierto recientemente, la molécula N-0385. Se ha descubierto que el compuesto y la molécula funcionaban de forma sinérgica contra la subvariante ómicron BA.2. 
 
“Este hallazgo ha sugerido un punto de partida prometedor para desarrollar tratamientos multifarmacológicos de variantes de ómicron que sean eficaces en el tratamiento de COVID-19 y otros virus”, ha dicho Jean.
 
Los investigadores planean probar los compuestos en modelos animales en los próximos seis meses. 
 
“Nuestra investigación también allana el camino para pruebas a gran escala de medicamentos de productos naturales que pueden bloquear la infección asociada con otros virus respiratorios de gran preocupación en Canadá y en todo el mundo, como la influenza A y el RSV”, ha indicado Jean.
 
El dato
 
La investigación de la UBC ha sido financiada por la Red de Respuesta Rápida de Variantes de Coronavirus (CoVaRR-Net), los Institutos Canadienses de Investigación en Salud, Genome BC, el Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá y Mitacs.
 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.