Edición Médica

Martes, 23 de abril de 2024
03:03
Colombia | Ecuador
Avances
TERAPIA PIONERA
Innovadora tecnología para tratar adicciones y trastorno obsesivo compulsivo llega por primera vez a Santander
El HIC ofrece terapia de estimulación magnética transcraneal, a través de un nuevo dispositivo llamado magventure X100
Martes, 30 de enero de 2024, a las 15:57

El dispositivo se encarga de realizar Estimulación Magnética Transcraneal (EMT).


Redacción. Bogotá
El Instituto Neurológico del HIC ha incorporado la tecnología de un dispositivo neuromodulador denominado MagVenture X100, con el fin de buscar otras alternativas cuando los tratamientos médicos convencionales no logran el impacto esperado en individuos que sufren de adicciones o Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).
 
En ese sentido, la entidad hospitalaria ha asegurado que se volvió esencial explorar nuevas alternativas para alcanzar mejoras significativas. En este contexto, este dispositivo utiliza la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), la cual ofrece ayuda a una población que ha probado diversas opciones de tratamiento sin obtener los resultados deseados.
 
Al respecto, Ligia Clemencia Rueda Guzmán, psiquiatra y directora del Laboratorio de Neuromodulación no Invasiva del HIC, ha detallado que este estimulador trabaja con una técnica que facilita que el cerebro modifique sus funciones sin necesidad de medicamentos, cirugía o intervenciones invasivas directas, mediante terapias que son pioneras en su ámbito en Santander.
 
El funcionamiento del estimulador implica que, mientras el paciente se encuentra cómodamente sentado en una silla reclinable, se coloca una bobina magnética en el cuero cabelludo, en una zona específica previamente definida según el trastorno a tratar. Esta bobina emite campos magnéticos que gradualmente modifican el funcionamiento de los circuitos cerebrales subyacentes. Surge la pregunta de cómo estas terapias actúan en estas patologías particulares.
 
En el caso de las adicciones, Rueda Guzmán ha explicado que la EMT puede dirigirse a regiones cerebrales asociadas con el control de impulsos, la toma de decisiones y la gratificación. Esto ayuda a regular la actividad neuronal y a reducir la ansiedad o los impulsos vinculados al consumo de sustancias adictivas, principalmente metilxantinas, anfetaminas y cocaína.
 
En cuanto al tratamiento del TOC, caracterizado por obsesiones, compulsiones y comportamientos repetitivos, la EMT se ha enfocado en áreas cerebrales relacionadas con el control motor y las funciones cognitivas. "Estos impulsos magnéticos buscan regular la actividad neuronal anómala que conduce a los síntomas obsesivos y compulsivos, ayudando a reducir la frecuencia e intensidad de los pensamientos obsesivos y los comportamientos repetitivos", ha agregado Rueda Guzmán.
 
De acuerdo con los especialistas, el tratamiento de estos trastornos mentales implica un número variable de sesiones, determinado según las características clínicas del paciente, la tolerabilidad al tratamiento y la respuesta a cada sesión.
 
Rueda Guzmán ha señalado que "después de aproximadamente 10 sesiones, evaluamos la respuesta a través de la entrevista clínica y escalas psicométricas. Según los resultados, se define la continuación o el replanteamiento del tratamiento. Un paciente puede necesitar entre 20 y 30 sesiones dependiendo de sus síntomas y de su respuesta a la terapia".
 
Actualmente, el HIC ha ofrecido esta opción de tratamiento a un considerable número de pacientes, quienes ahora cuentan con una nueva perspectiva en sus vidas tras recibir las terapias de Estimulación Magnética Transcraneal.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.