Edición Médica

Martes, 26 de octubre de 2021
12:28
Colombia | Ecuador
Avances
PRECISIÓN DE DIAGNÓSTICOS
La OMS publica un informe sobre ética y gobernanza de la inteligencia artificial en Salud
Es fundamental que los sistemas de IA se diseñen con base en los entornos socioeconómicos y de atención en Salud
Miércoles, 30 de junio de 2021, a las 17:54

Soumya Swaminathan, científica en jefe de la OMS.


Redacción. Bogotá
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado recientemente el informe  sobre “Ética y gobernanza de la inteligencia artificial para la Salud”, en el cual destacan que la Inteligencia Artificial (IA) es una de las soluciones más prometedoras en el ámbito de la prestación de servicios de salud y medicina alrededor del mundo, siempre que se mantenga la ética y los derechos humanos en el centro de su diseño, implementación y uso.
 
Luego de dos años de consultas efectuadas por expertos designados de la OMS, el organismo ha explicado que diseñó este informe como guía para que los países sepan cómo maximizar los beneficios de la IA minimizando sus riesgos.
 
Cabe resaltar que, la IA se ha utilizado para mejorar la velocidad y la precisión de los diagnósticos y la detección de enfermedades. Así como para ayudar en la atención clínica, fortalecer la investigación y el desarrollo de medicamentos, y de igual forma apoyar en diferentes intervenciones de salud pública, como la vigilancia de enfermedades, la respuesta a brotes y la gestión de sistemas de salud.
 
De igual forma, con la IA se busca la capacitación de los pacientes para que tomen mayor control de su atención médica, cerrando brechas de acceso a los servicios de salud, puesto que en un gran número de comunidades de países pobres y de escasos recursos no tienen capacidad para que el talento humano en salud acceda a esos territorios.
 
En ese sentido, el informe ha destacado que se sobrestiman los beneficios de la IA en la Salud, principalmente cuando esto ocurre a expensas de las inversiones y estrategias básicas necesarias para lograr la cobertura sanitaria universal.
 
No obstante, hay una gran cantidad de riesgos, entre las que se evidencia la recolección y uso de datos de salud no ética; sesgos codificados en algoritmos y riesgos de la IA para la seguridad del paciente, la ciberseguridad y el medio ambiente.  

La OMS ha esclarecido que, pese a la inversión ejercida en el sector público y privado en IA es fundamental hacer uso de esta en la medicina de manera no regulada podría afectar los derechos e intereses de los pacientes ya que las empresas tienen intereses comerciales.
 
Por otro lado, la implementación de Inteligencia Artificial en salud no es solo una cuestión económica, sino que ha implicado la capacitación del personal de salud que hará uso de esta ya que puede llegar a desafiar la toma de decisiones o la autonomía médica.
 
Adicional a ello, el documento ha recalcado que los sistemas capacitados principalmente con datos recopilados de personas en países de ingresos altos pueden no funcionar bien para personas en entornos de ingresos bajos y medios. Por lo que, es importante que los sistemas de IA se diseñen basados en los entornos socioeconómicos y de atención en salud.
 
“Este documento de orientación de la OMS es el resultado de un proceso de desarrollo de dos años dirigido por dos Departamentos en la División de Ciencias, Salud e Innovación Digital e Investigación para la Salud. Con quien ha trabajado un grupo líder de veinte expertos para identificar principios básicos para promover el uso ético de la IA para la salud”, ha resaltado en un comunicado Soumya Swaminathan, científica jefe de la Organización Mundial de la Salud.
 
Los seis principios básicos identificados por la OMS son: proteger la autonomía; promover el bienestar humano, la seguridad humana y el interés público; asegurar transparencia, explicabilidad e inteligibilidad; fomentar la responsabilidad, garantizar la inclusión y la equidad y promover una IA que sea receptiva y sostenible.
 
El dato
 
La OMS ha explicado que los sistemas de IA también deben diseñarse para minimizar sus consecuencias ambientales y aumentar la eficiencia energética. Los gobiernos y las empresas deberán abordar las interrupciones anticipadas en el lugar de trabajo, incluida la capacitación con el fin de que los trabajadores de la Salud se adapten al uso de sistemas de inteligencia artificial y las posibles pérdidas de empleos debido al uso de sistemas automatizados. 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.