Edición Médica

Martes, 31 de enero de 2023
22:46
Colombia | Ecuador
Avances
PROCESO COMPLEJO
Médicos de la FCV emplean por primera vez tecnología ECMO para mantener con vitalidad órganos donados en Colombia
Con esta experiencia Colombia se prepara para rescate de órganos de personas con parada cardíaca, como ya ocurre en países desarrollados
Miércoles, 04 de enero de 2023, a las 13:21

ECMO es utilizada para mejorar la circulación del donante de órganos.


Redacción. Bogotá
La Fundación Cardiovascular de Colombia ha resaltado que, desde los años 60 que se realizan trasplantes en el país existe un factor común, y es que todos los donantes fallecidos de órganos han sido diagnosticados con muerte cerebral.
 
De ese modo, en algunos casos es posible que ese soporte respiratorio no sea suficiente y los órganos sufran tanto que ya no puedan ser donados, ocasionando que se pierda la posibilidad de brindar segundas oportunidades a personas que esperan por un trasplante. 
 
Para evitar que esto ocurra y tener una mayor efectividad en la donación, un grupo médico de la Fundación Cardiovascular de Colombia ha detallado que, antes de emplear por primera vez en el país la tecnología ECMO, un sistema que funciona como un pulmón y corazón artificial se apunta por brindar soporte a una donante con muerte encefálica.
 
“En este caso usamos la máquina para mejorar la circulación de la donante, mejorar su presión arterial, aumentar el oxígeno en la sangre y permitir que sus órganos volvieran a recibir un flujo sanguíneo alto para detener y revertir su daño”, ha explicado Leonardo Salazar Rojas, director del programa de ECMO y Corazón Artificial de la FCV. 
 
El dispositivo funciona de manera compleja. Se conecta al paciente a través de dos ‘tuberías’ de goma (cánulas). La primera de ellas extrae la sangre desde una vena para oxigenarla y limpiar el dióxido de carbono con la ayuda de una membrana especial, y la otra la devuelve al sistema circulatorio tras el proceso. 
 
“Generalmente cuando el donante tiene los órganos preservados, la donación ocurre sin que se hagan más procedimientos médicos en la persona fallecida. Aquí era necesario hacer una intervención adicional, que se comentó con la familia y se contó con su autorización. Fueron muy claros en que esta mujer toda su vida la había dedicado al servicio de los demás y también había expresado claramente su deseo de donar”, ha asegurado Salazar Rojas. 
 
Con la aprobación de la familia, los médicos han brindado soporte con ECMO por 10 horas para posteriormente rescatar su corazón, hígado y dos riñones. El proceso fue clave para salvar la vida de cuatro personas que terminaron trasplantadas en la Fundación Cardiovascular de Colombia y la Foscal. 
 
“Esto es algo nuevo, no es una aplicación convencional de esta tecnología. Todavía hay incertidumbre sobre qué tanto tiempo se puede mantener a una persona en muerte cerebral conectada a ECMO, pero en este caso evidenciamos una completa mejoría de los órganos para que pudieran ser trasplantados con éxito”, ha indicado el director del programa de ECMO y Corazón Artificial de la FCV. 
 
Una alternativa que abre nuevas posibilidades en el país 
 
Pese a que existen múltiples enfermedades y los seres humanos se ven expuestos a diferentes peligros, la vida al finalizar solo se ‘apaga’ de dos modos: por muerte cerebral o por muerte cardiopulmonar (también conocida como parada cardíaca), es decir por la pérdida irreversible del funcionamiento del corazón y los pulmones. 
 
En gran parte de los países desarrollados, el mecanismo final de muerte no representa mayores retos para el rescate de los órganos. En el caso de Colombia, la situación es diferente. La tecnología disponible aquí limita a que solo se puedan rescatar los órganos de los fallecidos por muerte cerebral. Quienes presentan parada cardíaca (son la mayoría de los decesos) hoy únicamente pueden ser donantes de tejidos. 
 
Cabe mencionar que, Estados Unidos, Europa y varias naciones de Asia están equipados con sistemas de perfusión de órganos aislado, máquinas que brindan el entorno necesario para que un órgano pueda vivir y recuperarse fuera del cuerpo.
 
“Este aparato hace circular sangre de manera continua al órgano y evalúa en qué momento se encuentra listo para ser implantado. Es una tecnología que aún no se ha introducido en Colombia por su costo elevado, pero que puede tener una alternativa en el ECMO, como ya lo vimos. Esta experiencia es el primer paso para recibir órganos de donantes con muerte cardiopulmonar”, ha subrayado Salazar Rojas.
 
El dato
 
El equipo médico de la FCV se ha basado en la experiencia acumulada durante 15 años en el manejo de ECMO y se referenció con especialistas del Hospital Clínic de Barcelona, que utilizan el ECMO precisamente para apoyar la donación en parada cardíaca. 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.