Edición Médica

Martes, 31 de enero de 2023
22:24
Colombia | Ecuador
Gestión
RESTAURAR LA CREDIBILIDAD
Supersalud realiza ajustes a 'honorarios exagerados' que reciben agentes designados en hospitales intervenidos
Este proceso se realiza con el propósito de proteger los recursos públicos de la Salud
Martes, 20 de diciembre de 2022, a las 14:19

Ulahy Beltrán, superintendente nacional de Salud.


Redacción. Bogotá
La Superintendencia Nacional de Salud ha tomado medidas para corregir una de las causas que contribuyen al deterioro de hospitales que atraviesan crisis financieras y se encuentran bajo medida especial, con el propósito de proteger los recursos públicos de la Salud y de corregir.
 
De ese modo, la entidad de control ha realizado ajustes en la forma cómo se calculan los honorarios de los agentes especiales que actúan como interventores y contralores en esas entidades vigiladas.
 
“Antes de contribuir al saneamiento de la institución prestadora, los pagos a estos agentes especiales estaban generando el progresivo deterioro financiero por el tamaño de recursos que recibían estas personas allí designadas. Le estamos poniendo freno a estos excesos”, ha manifestado el superintendente Ulahy Beltrán López.
 
Cabe mencionar que el pago de estos honorarios es efectuado con los recursos de la propia entidad vigilada se encuentra en situación crítica, por lo que representan una carga adicional para sus precarias finanzas, según ha resaltado la Supersalud.
 
“Para el país esta medida restaura la confianza y la credibilidad en una Superintendencia que no está para premiar ni tener una complicidad con el infractor, sino para solidarizarse con el afectado que es tanto el usuario como quienes han venido siendo perjudicados de manera crónica, reiterativa y sistemática por aquellos que han manejado los recursos de la salud en el país”, ha precisado el superintendente.
 
Asimismo, mediante la resolución 022100000008592-6 del pasado 14 de diciembre, la Superintendencia ha modificado la metodología para el cálculo que se tenía para la fijación de los honorarios que perciben los interventores, contralores y liquidadores que son designados por la Supersalud en instituciones bajo alguna medida especial, como intervención forzosa administrativa o toma de posesión.
 
De ese modo, la entidad de control ha explicado que un agente designado por la Supersalud se desempeñará como interventor en un hospital de baja y mediana complejidad, como el de Buenaventura (intervenido el pasado viernes) recibirá en promedio 17 millones de pesos mensuales, mientras que con la resolución que rigió entre 2019 y 2022 recibían hasta 31 millones de pesos mensuales.
 
Así, los nuevos criterios de la metodología de honorarios también han incluido reconocer una bonificación para aquellos interventores que ejerzan sus funciones en territorios que tienen problemas de orden público o sean de difícil acceso.
 
La resolución ha indicado que para efectos de procurar que se cumplan los principios economía, eficiencia, y sostenibilidad fiscal en todos los procesos en que se ordene la imposición de una medida especial de entidades vigiladas, se hace necesario establecer parámetros que permitan la selección idónea y la posesión de interventores, liquidadores y contralores por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.
 
De acuerdo con la entidad de control, existen agentes especiales interventores de hospitales o liquidadores de EPS que devengan más de 35 millones mensuales en honorarios, lo cual agrava la situación de la entidad que regentan. Con la nueva decisión de la Superintendencia, el máximo que podrán recibir mensualmente no superará los 20 millones de pesos.
 
No más interventores o liquidadores de varias entidades
 
La resolución también ha puesto freno a la práctica de los interventores o liquidadores que fungen como agentes especiales en varias entidades promotoras de salud (EPS) de forma simultánea. “No se permitirá el desempeño simultáneo de un agente especial interventor o liquidador en más de una Entidad Promotora de Salud”, ha indicado la resolución.
 
De igual forma, se acaba la posibilidad de nombrar interventores o liquidadores externos o ad hoc pues, en caso de conflicto de interés o recusaciones, estas funciones serán asumidas por funcionarios que la Supersalud designe dentro de la entidad intervenida y con representación legal frente a las ausencias temporales o definitivas del principal.
 
Adicionalmente, si es procedente la designación de un contralor ad hoc, la Superintendencia ha asegurado que designará para el efecto a quien actúe como revisor fiscal suplente.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.