Edición Médica

Miércoles, 07 de diciembre de 2022
18:36
Colombia | Ecuador
Profesionales
DESNUTRICIÓN EN COLOMBIA
Obstetras y ginecólogos de Antioquia instan a crear políticas de seguridad alimentaria
La desnutrición en todas las enfermedades afecta con más intensidad a los grupos poblacionales como los niños y adultos mayores
Miércoles, 26 de octubre de 2022, a las 18:13

Luis Carlos Murillo Valencia, miembro de la junta directiva de Asagio.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
En los últimos días varias asociaciones médicas, sociedades científicas y bancos de Alimentos de Colombia han emitido una alerta sobre la situación de hambre que atraviesa Colombia, entre los que está la Asociación Antioqueña de Obstetricia y Ginecología (Asagio).
 
Asagio ha resaltado que dentro de los factores que han agravado la situación de hambre están: desempleo agravado por la pandemia, la ola invernal que ha azotado al país a lo largo de este año, el incremento de los precios de los insumos agropecuarios generado por la crisis Rusia–Ucrania y la inflación galopante a nivel mundial especialmente reflejada en el aumento de precios de los alimentos.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Luis Carlos Murillo Valencia, miembro de la junta directiva de Asagio ha dicho que “según el informe, prácticamente el 40 por ciento de los colombianos, que corresponde un poco a más de 19 millones de personas están por debajo de la línea de pobreza y los que tienen un sueldo inferior a 354.000 mil pesos mensuales, están por debajo de la línea de pobreza”.
 
“De eso deriva que las personas con pocos ingresos puedan comprar los alimentos necesarios para una mejor salud, es el que el 23 por ciento de los colombianos comen solo dos veces al día. Una nutrición adecuada debe ser de cinco comidas diarias, las tres principales y dos que están entre las principales”, ha explicado Murillo.
 
El profesional también ha indicado que, “la desnutrición en todas las enfermedades afecta con más intensidad a los grupos poblacionales como los niños y adultos mayores, en ese sentido hasta la fecha habían fallecido 204 niños y niñas menores de cinco años por desnutrición o causas asociadas”.
 
“Esa situación es muy compleja. Se deben implementar planes de choque, que es resolver a corto plazo los temas más urgentes, esa es una parte del llamado, a que haya una política nacional y estrategia para mitigar. Eso se ha realizado por medio del Instituto Nacional de Bienestar Familiar”, ha afirmado Murillo.
 
Asimismo, Murillo ha insistido que “la sociedad civil debería solidarizarse con esa situación y a través de alguna organización se pueda aportar a mejorar la situación alimentaria de esas personas que lo necesitan”.
 
“En el mediano y largo plazo debe haber políticas en el ámbito nacional que fortalezcan el campo y la producción local, la garantía de insumos agroindustriales para que los campesinos puedan producir nuestro propio consumo local”, ha señalado el especialista.
 
Por último, Murillo ha puntualizado que “un niño desnutrido no tiene un buen rendimiento académico, es que un niño en Colombia solo alcanzará el 60 por ciento de su potencial, prácticamente reducido a la mitad. Una cosa que empieza con desnutrición afecta el futuro de una familia”.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.