Edición Médica

Viernes, 24 de septiembre de 2021
11:16
Colombia | Ecuador
Salud Pública
ALTA CARGA VIRAL
Alianza por la Salud y la Vida reitera que es urgente actuar con coherencia frente a la variante delta
Las personas infectadas con esa variante producen más virus, reportándose cargas virales hasta 1.000 veces mayores
Lunes, 26 de julio de 2021, a las 17:43

Carlos Palacio Acosta, epidemiólogo, e integrante Alianza por la Salud y la Vida.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
El presidente Iván Duque ha confirmado la presencia de la variante Delta (B.1.617.2) en el país. Al parecer se presentó en un ciudadano en Cali que viajó a Estados Unidos, llegó el 2 de julio al país y presentó síntomas un día después.
 
La detección de la variante Delta (B.1.617.2) del COVID-19 en Colombia ha representado el mayor riesgo para la población no vacunada, dada su alta capacidad de transmisibilidad, virulencia y de reducción de la eficacia de las vacunas, por lo cual, demanda una respuesta urgente y unificada en salud pública para el país.
 
En ese sentido, la Alianza por la Salud y la Vida ha indicado que desde que se reportó por primera vez en India en diciembre del 2020, la variante delta del COVID-19, ya se ha identificado en por lo menos 130 países y tiende a convertirse en la cepa predominante en gran parte del mundo. Es de destacar que la variante Delta es 75 por ciento más contagiosa que el virus original.
 
Cabe mencionar que, la variante Delta es un 60 por más contagiosa que la variante Alpha y un 75 por ciento más contagiosa que el virus original, porque se replica mucho más rápido, las personas infectadas producen más virus, reportándose cargas virales hasta 1.000 veces mayores que en las personas infectadas con la versión original del COVID-19.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Carlos Palacio Acosta, epidemiólogo, e integrante Alianza por la Salud y la Vida, ha manifestado que “no podemos descuidarnos ante esa situación y confiarnos por el hecho de que algunas cifras del tercer pico han descendiendo, puesto que esa variante es de una alta contagiosidad y vamos a llegar un aumento en el número de contagios, por lo tanto, incremento en el número de casos de enfermedad y número de muertes”.
 
La comunidad científica está preocupada, ya que, la variante delta ha reducido la respuesta de neutralización del virus inducida por las vacunas, lo que permite una mayor y más fácil propagación generando más casos, gravedad de la enfermedad, hospitalizaciones y mayor mortalidad. Esta situación es más grave en los países con bajas coberturas de vacunación y en los que se han flexibilizado las estrategias de control y prevención, razones que llevó el 24 de mayo pasado a que la OMS la declarara como una “variante de preocupación”.
 
Adicional a ello, la evidencia científica ha revelado que los niños y adultos menores de 50 años tienen 2.5 más probabilidades de infectarse con la variante Delta. De igual manera, las personas infectadas por esta variante tienen el doble de probabilidades de ser hospitalizadas por una enfermedad más grave que las infectadas con la variante Alpha, y se sugiere que se requiere menos de 15 minutos y menos de 1.50 metros de distancia para que se produzca el contagio.
 
Asimismo, Palacio ha indicado que, “es necesario mantener el autocuidado como una medida que nos protege y que protege a los otros, igualmente el esquema de vacunación completo para poder ir trabajando en pos de la eliminación del virus y de la pandemia”.
 
Tanto la Alianza por la Salud y la Vida como Palacio han dado algunas recomendaciones para la salud pública en cuanto al manejo de la variante delta:
 
-Es necesario considerar la implementación de un panel de estrategias multidimensionales que en su conjunto sean sinérgicas y susceptibles de evaluación y monitoreo permanente de su impacto, garantizando los ajustes dinámicos y evolutivos, enfatizando las siguientes recomendaciones.
 
-Trascender del abordaje de transmisión incontrolada por una estrategia que propenda por la eliminación o supresión de la transmisión comunitaria, lo que supone acoger, rápidamente y de manera anticipada, la evidencia científica para orientar las decisiones de manera predictiva y preventiva basados en datos, con enfoques territoriales, adaptados al contexto y a las dinámicas sociales y económicas.
 
- Acelerar y ampliar la cobertura del plan de vacunación garantizando el cumplimiento de esquemas completos en todo el territorio nacional, priorizando las poblaciones vulnerables.
 
- Superar las barreras de acceso a la vacuna en el mercado mundial acelerando decisiones orientadas a la liberación de patentes y al fortalecimiento de capacidades para la producción nacional.
 
- Fortalecer las intervenciones no farmacológicas como la realización efectiva y eficiente de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible (PRASS), y de Atención Primaria en Salud (APS), para garantizar la promoción, prevención, detección temprana, gestión de casos y contactos, rastreo y aislamiento.
 
-Fortalecer la vigilancia genómica de las variantes que circulan actualmente, incluidas muestras representativas semanales de tamaño suficiente y muestras específicas de entornos y poblaciones especiales (casos relacionados con viajes, brotes, asociados a presentación clínica especial), es de gran importancia para la detección temprana y el seguimiento de variantes emergentes del COVID-19.
 
El dato
 
La Alianza por la Salud y la Vida ha solicitado a todas las personas “comprender que la respuesta a la pandemia no depende de estrategias únicas”. Si bien es cierto que la vacunación ha sido una medida de vital importancia, no puede ser exclusivamente la que soporte la respuesta a la crisis más compleja de salud pública, ha enfatizado la entidad.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.