Edición Médica

Jueves, 29 de septiembre de 2022
10:35
Colombia | Ecuador
Empresas
MÉTODO DE PREVENCIÓN
COVID-19: Pfizer y Moderna buscan autorización de la FDA para aplicar vacunas de refuerzo adaptadas a cepas dominantes
La solicitud presentada por Pfizer recae sobre un refuerzo para su vacuna bivalente contra la COVID-19
Jueves, 25 de agosto de 2022, a las 19:26

La vacuna modificada para ómicron ha generado una fuerte respuesta de anticuerpos neutralizantes.


Redacción. Bogotá
Recientemente, las farmacéuticas de Pfizer y Moderna han presentado una solicitud de autorización de emergencia de una vacuna de refuerzo adaptada para las cepas dominantes de COVID-19 en Estados Unidos. Se ha resaltado que, alrededor del mundo las vacunas continúan siendo el método de prevención más efectivo contra la enfermedad.
 
De acuerdo con el gobierno estadounidense, las vacunas actualizadas hacen parte del control establecido por las autoridades sanitarias para controlar la COVID-19 y prevenir un gran brote antes de invierno. De ese modo, se han destinado miles de millones de dólares para que asegurar el suministro de ambos productos y que podrían estar disponibles a comienzos de septiembre.
 
Cabe mencionar que, la solicitud presentada por Pfizer/BioNTech recae sobre un refuerzo para su vacuna bivalente contra la COVID-19, adaptada a las cepas nuevas para personas desde los 12 años.
 
Según ha señalado un comunicado oficial de la farmacéutica, el biológico modificado para la variante ómicron ha generado una fuerte respuesta de anticuerpos neutralizantes contra las variantes Ómicron BA.1, BA.2 y BA.4/BA.5, así como contra la cepa original de tipo salvaje.
 
Para el caso de Moderna, el biológico se ha dirigido tanto a la cepa original de la COVID-19 como a las subvariantes omicrón BA.4/BA.5; esta última considerada como responsable del 90 por ciento de los casos, mientras que los demás son atribuidos a la BA.4, de acuerdo con datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
 
No obstante, la mayor dificultad para Pfizer y Moderna ha sido la falta de estudios que demuestren la eficacia y seguridad de cada vacuna de refuerzo. Hasta el momento, ninguna de las compañías tiene resultados de ensayos clínicos sobre las versiones de las vacunas que han presentado; es decir, sus solicitudes a la FDA se basan en datos preclínicos y de fabricación, así como en los estudios en humanos de las vacunas que integran la cepa BA.1 de la variante ómicron.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.