Edición Médica

Viernes, 24 de septiembre de 2021
10:16
Colombia | Ecuador
Gestión
TERAPIA FUNCIONAL
El INC es pionero en implementar la práctica de 'Theragnosis' en pacientes con cáncer de próstata
Una estrategia terapéutica en la que se integran el diagnóstico y la terapia con radiofármacos que destruyen las células tumorales
Martes, 31 de agosto de 2021, a las 18:19

Humberto Valera Ramírez, médico nuclear del Instituto Nacional de Cancerología.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
El Instituto Nacional de Cancerología (INC) ha sido pionero en el país en implementar la práctica de Theragnosis en pacientes con cáncer de próstata o tumores neuroendocrinos en estado avanzado de la enfermedad (metastásico). Este instituto es pionero en el país en tratar el cáncer de próstata y los tumores neuroendocrinos con una terapia dirigida con radiofármacos: lutecio 177.
 
La próstata consta de una zona central, en donde se produce el antígeno prostático específico (PSA) y una zona periférica, donde tienen origen más del 70 por ciento de los tumores. El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. En fases avanzadas las células cancerosas se diseminan a sitios distantes a través de los vasos linfáticos y sanguíneos con la capacidad de otros órganos.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Humberto Valera Ramírez, médico nuclear del Instituto Nacional de Cancerología, ha explicado que “el Theragnosis es una palabra que bien de terapia y diagnóstico, es la unión de un diagnóstico de medicina nuclear e imágenes, para luego dar un tratamiento, por ejemplo, el yodo se usa para el tratamiento del cáncer de tiroides, lo que hacemos es imágenes con ese yodo 177 y hacemos terapia. Se puede usar para diferentes patologías”.
 
“Esta práctica es muy buena porque podemos mirar la patología con una imagen y podemos definir si el tumor está funcional para la terapia, entonces puede mejorar y darle más supervivencia al paciente o darle mejoría en la calidad de vida. Este método solamente lo estamos haciendo en el Instituto Nacional de Cancerología”, ha manifestado Varela Ramírez.
 
“Nosotros tenemos la posibilidad de hacer esa terapia, ya que contamos con todo el equipo médico, farmacéutico, también auxiliares de enfermería, tenemos todo lo necesario para hacer esa terapia. Es que con este método podemos aumentar la supervivencia unos seis meses y en algunos casos podemos lograr la curación de los pacientes”, ha explicado el especialista.
 
A los pacientes primero se les realiza una tomografía por emisión de positrones o lo que se conoce como PET/CT para estimar a través de imágenes, la cantidad de expresión de receptores celulares específicos en las células tumorales para evaluar la posible utilidad de la terapia a administrar. Si se determina que esta expresión es alta, entonces, se ha considerado que el paciente es apto para la administración de una terapia que denominamos radiodirigida, con radiofármacos como Lutecio 177 – PSMA (cáncer de próstata), o Lutecio 177 Dota – Péptido para tumores neuroendocrinos.
 
Es de destacar que, los pacientes seleccionados diagnosticados con cáncer de próstata y tumores neuroendocrinos pueden contar con una terapia de precisión que destruye las células tumorales. Se trata de la theragnosis, una estrategia terapéutica en la que se integran el diagnóstico y la terapia con radiofármacos que destruyen las células tumorales.
 
“Los pacientes que pueden acceder a esa práctica ya están diagnosticados, por ejemplo, en el caso de un paciente con cáncer de tiroides que pasa por un procedimiento quirúrgico, luego pasa a una junta en la que se decide que dosis se le va a dar ese paciente”, ha asegurado Valera Ramírez.
 
Se ha resaltado que, el paciente debidamente seleccionado por los especialistas del INC, le es aplicado este radiofármaco que se introduce en el interior del tumor irradiándolo, por consiguiente, destruye el ADN de la célula, produciendo muerte celular y de esta forma tratando de lograr el control del tumor y mejorar la expectativa de vida.
 
En el INC están a la vanguardia en esquemas terapéuticos para el tratamiento del cáncer de próstata y tumores neuroendocrinos.
 
Las ventajas de esta terapia para tratar el cáncer de próstata y los tumores neuroendocrinos, han sido varias, la más importante es que el beneficio supera los riesgos, va directo a la célula tumoral y ha demostrado efectos secundarios poco frecuentes y en ocasiones inferior a otros agentes terapéuticos.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.