Edición Médica

Martes, 18 de enero de 2022
11:31
Colombia | Ecuador
Profesionales
DENUNCIAS Y AMENAZAS
ACOME y ANIR temen por integridad del personal médico en Arauca debido a confrontación armada
Las agremiaciones han abierto varios canales de comunicación para receptar las denuncias
Miércoles, 05 de enero de 2022, a las 16:31

Diego Espíndola, miembro de la junta directiva de ANIR regional Antioquia.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
El gobernador encargado de Arauca, Alejandro Miguel Navas, ha confirmado que son 23 los muertos encontrados, los cuales se atribuyen, según una hipótesis inicial, a una confrontación armada entre el ELN y las disidencias del décimo frente de las FARC.
 
Es de destacar que la situación de orden público en esa zona del país en los últimos días ha sido bastante difícil, ya que se registraron varias masacres y amenazas en contra de la población, además los gremios médicos han manifestado su preocupación por la integridad del personal médico que trabaja en ese lugar.
 
En ese sentido, la Asociación Colombiana Médica Estudiantil (ACOME) y la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR), han lanzado una campaña a raíz de los enfrentamientos registrados en zonas del departamento de Arauca, que consiste en la apertura de canales de contacto para brindarle asistencia al personal médico de Arauca.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Diego Espíndola, miembro de la junta directiva de ANIR regional Antioquia, ha dicho que “desde ANIR y ACOME hemos tenido información, en especial, de delegados de derechos humanos que están en la zona, acerca de las amenazas constantes, luego de lo que sucedió el pasado fin de semana, lo que prendió las alarmas acerca de la situación de orden público. Por ahora estamos revisando lo que se ha podido conocer por los medios de comunicación”.
 
“Se dio a conocer el asesinato de un gran número de personas. Afortunadamente la misión médica hasta el momento no ha tenido ningún inconveniente, pero por nuestra parte, queríamos abrir los canales de comunicación para recibir cualquier tipo de denuncias acerca de si se está generando algún tipo de dificultad o amenaza”, ha agregado Espíndola.
 
“Hasta ahora en los canales de comunicación de ANIR no se han tenido llamadas directas. Lo que estamos ofreciendo es apoyo y asistencia, ya que sabemos que en la zona se está desarrollando una situación compleja, que esperamos que se resuelva”, ha indicado el miembro de la junta directiva.
 
Adicional a ello, Espíndola ha explicado que, “la ruta que tenemos ahora, es recibir las llamadas para evaluar la situación, hacer la corroboración de lo que está sucediendo y en ese caso activar con las diferentes entidades que puedan estar relacionadas, ya sean judiciales o si es el caso médicas. De acuerdo a cada situación se estará evaluando dicha ruta, por ahora lo que más nos preocupa es el respeto por los derechos humanos y estamos teniendo asesoría de varias organizaciones de derechos humanos”.
 
“Desde la rama de los derechos humanos se está haciendo un esfuerzo, por lo que contactaron a la ANIR para que el personal médico tuviera esa línea directa y en caso de recibir otro tipo de denuncias se evaluará lo sucedido”, ha asegurado Espíndola.
 
Cabe recordar que, anteriormente se han registrado agresiones verbales y físicas contra la misión médica en Arauca, por lo que se han creados mecanismos como una red de participación cívica que tenía como objetivo estar informando permanentemente a la Policía, sobre lo que pasaba en el puesto de salud, además se intensificaron los patrullajes y las rondas.
 
En el 2018 renunciaron cuatro médicos y esto también se debió a agresiones verbales y físicas contra uno de ellos. Igualmente, los vecinos del sector señalan las constantes agresiones físicas y verbales de pacientes hacia los médicos del Hospital La Misericordia, han comentado que algunos fines de semana se han registrado varios heridos y porque no los atienden rápido, los familiares o amigos empiezan a tirarles piedras y palos a las puertas y a la fachada del hospital y a insultar a los trabajadores.
 
“Como gremio médico estamos preocupados por la situación de orden público y a los colegas les hacemos un llamado para que ante cualquier situación de amenaza o alarma se contacten con alguna de las líneas de atención habilitadas. Nosotros como ANIR abrimos esos canales de comunicación para apoyarlos en este proceso que se está llevando y sabemos que es un contexto complejo, pero como médicos y personal de salud en general sabemos del gran papel que están desenvolviendo y también hacemos un llamado para que cese la violencia en este territorio y que se respete a la misión médica y los derechos humanos”, ha concluido Espíndola.  

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.