Edición Médica

Jueves, 24 de junio de 2021
15:56
Colombia | Ecuador
Profesionales
PERSONAL SANITARIO EN RIESGO
Gremios médicos se oponen a hechos violentos y hacen un llamado a la protección de las misiones médicas durante las protestas
El gremio rechaza cualquier tipo de ataque en contra el personal de los equipos de salud que prestan sus servicios en las protestas
Jueves, 06 de mayo de 2021, a las 11:44

Mauricio Vasco, presidente de la SCARE.


Redacción. Bogotá
Es evidente que la inestabilidad política en el país ha sido un motivo más de preocupación para la comunidad médica, ya que Colombia se encuentra atravesando el tercer pico de la pandemia por COVID-19, lo cual ha puesto en alerta a varias agremiaciones por temor al colapso hospitalario, el desabastecimiento de insumos médicos para pacientes que no pueden aplazar sus tratamientos y los ataques violentos hacia el personal sanitario.
 
En ese sentido, la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (SCARE) ha emitido un comunicado en el que solicita respeto y protección para las misiones médicas, la salud de la población y la labor del talento humano en salud que ha desarrollado sus actividades en medio del Paro Nacional.
 
Como sociedad científico gremial que agrupa a más de 60 mil afiliados de todas las profesiones y ocupaciones de la salud, manifiesta su rechazo a cualquier tipo de ataque que se realice en contra de las misiones médicas, el personal de los equipos de salud y los pacientes en general”, ha resaltado el gremio en la misiva.
 
Tras la situación ocurrida en el departamento de Cundinamarca el día 4 de mayo de 2021, cuando una ambulancia que transportaba a una paciente en trabajo de parto fue atacada por las personas que se encontraban bloqueando la autopista, la agremiación ha enfatizado que se deben evitar este tipo de ataques puesto que puede terminar en lesiones o incluso el fallecimiento de los pacientes que están siendo transportados a un centro asistencial.

Estos hechos constituyen una violación flagrante a los derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, especialmente a los derechos a la vida, a la salud, a la correspondiente obtención de asistencia médica y a la protección especial a la maternidad e infancia”, ha señalado la SCARE.
 
Cabe resaltar que, la Resolución 4481 de 2012 por la cual se adopta el Manual de Misión Médica, ha consagrado para el personal sanitario los derechos a no ser atacado, a acceder y prestar atención sanitaria, y a ser respetado y protegido, derechos que en este caso fueron violentados.
 
Pronunciamiento de más gremios de la Salud
 
La Federación Colombia de Obstetricia y Ginecología (Fecolsog) también ha expresado su rechazo e indignación por los ataques en Cundinamarca al personal de salud, a una gestante y a su familiar, en la ambulancia de la ESE Hospital San Martin de Porres del municipio de Chocontá, por parte de manifestantes en el municipio de Gachancipá.
 
“El ataque a la misión médica, no solo en este caso, sino en cualquier tipo de situación, es una afrenta contra la sociedad, sus principios y valores y la posibilidad de preservar la vida de los colombianos sin distinción de raza, color, sexo, idioma, religión opinión publica o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Las acciones en contra de su actuar son una afrenta contra la vida y demuestran la perdida de rumbo de nuestra sociedad deslegitimando la protesta social y sus objetivos”, ha indicado la Fecolsog en un comunicado.
 
El gremio ha hecho un llamado de atención a la sociedad civil para proteger la misión médica, a los manifestantes a ejercer sus derechos sin vulnerar los de los demás, “a cuidar de nuestras gestantes y sus recién nacidos y a manifestarse en contra de quienes pretendan, a través de la intimidación o violencia, actuar en contrario”, ha expresado el gremio.
 
Estos hechos son contrarios a los valores y principios base de la sociedad
 
La SCARE ha recalcado que reconocen el derecho de la población a realizar protestas sociales y pacíficas por las vías legítimas y a levantar la voz para buscar la garantía de los derechos de toda la sociedad.
 
No obstante, “hacemos un llamado para que las protestas no sean un escenario propicio para violentar el derecho a la salud de las personas que necesitan atención y el bienestar de los equipos y misiones médicas que prestan un servicio invaluable a la comunidad, sobre todo en estos momentos, en los que la pandemia por COVID-19 se ha llevado tantas vidas”.
 
Finalmente, el gremio ha reiterado que, es necesario que la comunidad permanezca unida y proteja al talento humano en salud “que día a día expone su vida en favor de todos, como bien preciado y estamento fundamental de la sociedad”.
 
“Esta labor se seguirá realizando con la misma dedicación con la que se está haciendo hasta ahora, pero para eso exigimos no solo respeto por nuestra labor, sino garantías que salvaguarden nuestro bienestar y la seguridad de nuestros pacientes por parte de las autoridades y de la comunidad”, ha concluido el comunicado.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.