Edición Médica

Viernes, 26 de noviembre de 2021
22:10
Colombia | Ecuador
Salud Pública
DÍA INTERNACIONAL
Cerca de 70 millones de personas padecen de tartamudez a nivel mundial
La causa específica que genera este desorden no se ha encontrado aún, pero diversos estudios demuestran que es en un 80 por ciento hereditaria
Viernes, 22 de octubre de 2021, a las 16:49

Jhoan Stiven Gallego Bermúdez, fonoaudiólogo y presidente de la Fundación Colombiana de la tartamudez.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
Este 22 de octubre se celebra el Día Internacional de la Tartamudez y el objetivo ha sido apoyar a las personas que padecen esta condición y que a veces no encuentran la ayuda suficiente para desenvolverse normalmente en su día a día.
 
Tartamudez es la palabra con que generalmente se conoce a la espasmofernia, disfernia o disfluencia del habla. Un trastorno comunicacional que tiene como característica la interrupción involuntaria al hablar y viene acompañada de miedo, estrés, así como de tensión muscular en la cara y el cuello.
 
La causa específica que genera este desorden no se ha encontrado aún, pero diversos estudios demuestran que es en un 80 por ciento hereditaria y en un 20 por ciento de origen bioneurológico. Es un padecimiento que se hace visible entre los dos y los cuatro años, aunque puede llegar a confundirse con las dificultades que tienen los niños para hablar durante esa etapa.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Jhoan Stiven Gallego Bermúdez, fonoaudiólogo y presidente de la Fundación Colombiana de la Tartamudez ha dicho que, “la tartamudez se caracteriza por la repetición de palabras y eso se acompaña con la tensión muscular alrededor de los ojos, nariz, cuello, así como en algunos movimientos corporales, que se pueden tener en cuenta para tratar de prevenir la tartamudez”.
 
“Entre los factores que influyen en su aparición influye mucho el factor genético, estudios científicos han encontrado cuatro genes predisponentes para la aparición de este padecimiento, además se ha evidencia que pasa de padres a hijos y las mujeres tienen mayor carga genética que los varones”, ha agregado Gallego Bermúdez.
 
“Otro de los factores que incide es el ambiental que se presenta por la velocidad en la que se habla, la demanda de preguntas, todo eso ayuda a que permanezca la tartamudez. Igualmente, está el factor psicológico se genera por las percepciones sociales y es que esas personas suelen sentirse mal, es por eso que se asocia a un modelo multifactorial, no solo se habla del factor psicológico sino también los dos anteriores”, ha explicado el especialista.
 
Según han indicado las cifras oficiales, tan solo uno de cada veinte niños llega a tartamudear y un gran número de ellos logran superar el trastorno durante la adolescencia. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan quienes tartamudean, ha sido el cuestionamiento sobre su inteligencia, habilidad emocional y burla, generándoles efectos negativos a nivel psicológico y llevándolos a aislarse socialmente.
 
El tartamudeo ha afectado a personas de todas las edades. Se presenta más en los niños de 2 a 6 años de edad mientras están desarrollando sus habilidades de lenguaje. Alrededor del 5 al 10 por ciento de todos los niños tartamudearán durante alguna etapa de su vida. Alrededor del 5 al 10 por ciento de todos los niños tartamudearán durante alguna etapa de su vida.
 
Esto puede durar desde algunas semanas hasta varios años. Los varones tienen de 2 a 3 veces más posibilidad de tartamudear que las niñas. A medida que crecen, la cantidad de varones que continúan tartamudeando es de tres a cuatro veces mayor que la cantidad de niñas.
 
“La prevención es clave para lo que se debe estar pendiente de si los menores repiten palabras, no hablan en las clases, se excluyen socialmente. Lo más recomendable es buscar ayuda en la infancia, ya que en la adultez es más difícil tratar ese problema. A eso se suma que hay personas que desarrollan la tartamudez en la adolescencia y no necesariamente en la niñez, por factores psicológicos o genéticos”, ha explicado Gallego Bermúdez.
 
Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado a conocer que, alrededor de 70 millones de personas padece tartamudez a nivel mundial, equivalente al 1 por ciento de la población. Asimismo, la mayoría de los niños superan el tartamudeo al crecer. Alrededor del 75 por ciento de los niños se recuperan de tartamudear. Para el 25 por ciento restante que continúan tartamudeando, el tartamudeo puede convertirse en un trastorno de la comunicación que les durará toda la vida. 
 
“Una forma de prevención es acudir a un fonoaudiólogo de manera oportuna para ser diagnosticados, de lo contrario sería muy difícil su tratamiento. Este padecimiento impacta la vida social y psicológica del paciente, muchos no quieren ir a estudiar, no interactúan con otras personas”, ha afirmado el especialista.
 
“La tartamudez es un tema que culturalmente no se habla con frecuencia y es motivo de burlas, por eso se necesita de un acompañamiento médico”, ha finalizado Gallegos Bermúdez.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.