Edición Médica

Martes, 18 de enero de 2022
10:48
Colombia | Ecuador
Salud Pública
LIMITACIÓN EN LOS VIAJES
Nueva variante de COVID-19 pone en alerta a la comunidad científica por su velocidad de transmisión
La OMS la ha calificado a ómicron como una ?variante de riesgo? por ser posiblemente la más contagiosa
Viernes, 26 de noviembre de 2021, a las 18:19

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS.


Redacción. Bogotá
El Grupo Técnico Asesor sobre la Evolución del Virus del SRAS-CoV-2 (TAG-VE) ha convocado una reunión con el fin de evaluar la variante ‘ómicron’ del SARS-CoV-2 (B.1.1.529), la cual sea calificada como una “variante de riesgo” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
La variante B.1.1.529 se notificó por primera vez a la OMS desde Sudáfrica el 24 de noviembre de 2021. La situación epidemiológica en Sudáfrica se ha caracterizado por tres picos distintos en los casos notificados, el último de los cuales fue predominantemente la variante Delta.
 
Cabe resaltar que, en las últimas semanas, las infecciones han aumentado de forma pronunciada, coincidiendo con la detección de la variante. La primera infección confirmada conocida por B.1.1.529 fue de una muestra recolectada el 9 de noviembre de 2021.
 
Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. La evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otros COV, según ha resaltado la OMS en un comunicado.
 
Respecto al número de casos de esta variante, la OMS ha recalcado que parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica. Los diagnósticos actuales de PCR de SARS-CoV-2 continúan detectando esta variante. 
 
Esta variante se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento.
 
En ese sentido la OMS ha hecho un llamado a los países para mejorar los esfuerzos de vigilancia y secuenciación para comprender mejor las variantes circulantes del SARS-CoV-2. También se ha previsto el envío de secuencias genómicas completas y metadatos asociados a una base de datos disponible públicamente, como GISAID, para mayor seguimiento.
 
Por otro lado, la OMS ha señalado que es necesario notificar los casos o grupos iniciales asociados con la infección por COV a la OMS a través del mecanismo del RSI.
 
Asimismo, el organismo ha enfatizado que, donde exista capacidad y en coordinación con la comunidad internacional, se deberá realizar investigaciones de campo y evaluaciones de laboratorio para mejorar la comprensión de los impactos potenciales del COV en la epidemiología de COVID-19, la gravedad, la eficacia de las medidas sociales y de salud pública, los métodos de diagnóstico, las respuestas inmunitarias, los anticuerpos neutralización, u otras características relevantes.
 
“Se deben tomar medidas para reducir el riesgo de COVID-19, incluidas medidas sociales y de salud pública comprobadas, como usar máscaras bien ajustadas, higiene de manos, distanciamiento físico, mejorar la ventilación de los espacios interiores, evitar espacios abarrotados y vacunarse”, ha indicado la OMS.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.