Edición Médica

Viernes, 26 de noviembre de 2021
21:13
Colombia | Ecuador
Salud Pública
OTRAS DIRECTRICES
OMS propone un nuevo enfoque para abordar el tratamiento del VIH en medio de la pandemia
Personas VIH positivas tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar COVID-19 grave
Viernes, 16 de julio de 2021, a las 15:50

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.


Redacción. Bogotá
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un nuevo informe en el que se evidencian datos extraídos de un estudio, confirmando que las personas VIH positivas tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar COVID-19 grave o incluso mortal.
 
Cabe resaltar que, el documento que contiene directrices que han sido propuestas por la OMS para enfocar el tratamiento de estos pacientes, así como la prevención, pruebas, prestación de servicios, seguimiento del VIH y recomendaciones con un enfoque de Salud pública.
 
En ese sentido, las directrices han provisto de nuevas recomendaciones clínicas y programáticas para diferentes grupos etarios, poblacionales y varía dependiendo del entorno, reuniendo en un único documento todas las directrices emitidas por la OMS sobre el VIH desde 20116.
 
Este informe de 594 páginas sirve como una actualización consolidada de todas las recomendaciones para abordar la prevención, diagnóstico y tratamiento del VIH en mundo.
 
Asimismo, en el documento se ha resaltado información sobre enfoques de prevención combinada, pruebas del VIH, regímenes Antirretrovirales y seguimiento del tratamiento. Además, hay un nuevo capítulo sobre el tratamiento de la enfermedad avanzada, así como una guía sobre la terapia para pacientes con VIH y otros padecimientos como la criptocócica, la histoplasmosis y la tuberculosis.
 
“Contiene una nueva sección sobre cuidados paliativos y manejo del dolor, e información actualizada sobre el tratamiento de varias enfermedades tropicales desatendidas, como la leishmaniasis visceral y la úlcera de Buruli. En este capítulo también se han abordado nuevas recomendaciones para la detección y el tratamiento de lesiones precancerosas de cuello uterino en mujeres que viven con el VIH”, ha señalado el comunicado de prensa de la OMS.
 
La OMS ha publicado ya dos informes al respecto, no obstante, en esta ocasión decidió ampliar la orientación sobre la prestación de servicios para ayudar a implementar y fortalecer la cascada de atención del VIH.
 
De igual forma, la OMS ha recalcado que la guía pretende resaltar la importancia de adoptar enfoques diferenciados para la atención de cada persona, esto quiere decir, que es imprescindible determinar el tipo de Tratamiento Antirretroviral (TAR) que mejor se adapta el paciente, la frecuencia de las visitas médicas, el uso de medicamentos adicionales y la implementación de la distribución comunitaria del TAR.
 
Finalmente, la OMS ha indicado que la adopción de estas metas es esencial para mejorar la calidad de la atención de las personas que reciben tratamiento, con el objetivo de disminuir la carga de los centros asistenciales, especialmente en entornos con recursos limitados.
 
“Las directrices consolidadas de 2021 sobre el VIH son un paso importante para apoyar los objetivos de acceso universal a los medicamentos ARV para prevenir y tratar el VIH y poner fin a la epidemia del VIH/SIDA como una importante amenaza para la Salud pública para 2030” ha concluido el comunicado.
 
El dato
 
La OMS camina junto con la ONUSIDA para establecer las metas en cuanto a esta enfermedad. Específicamente, la ONUSIDA ha determinado que, entre el 2025 y el 2030 se debe cumplir la meta 95-95-95, que exige que el 95 por ciento de todas las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 95 por ciento de las personas que conocen su estado serológico inicie el tratamiento y el 95 por ciento de los que reciben tratamiento logre una supresión de la carga viral.
 
De acuerdo con el organismo, se han producido varios avances significativos en el VIH desde que se publicaron las últimas directrices consolidadas en 2016. La introducción de dolutegravir, la autocomprobación, la ampliación de la carga viral, las pruebas de lactantes y nuevas opciones para la terapia preventiva de la tuberculosis (TB) y para el tratamiento PrEP, son algunas de ellas.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.