Edición Médica

Jueves, 29 de septiembre de 2022
09:13
Colombia | Ecuador
Salud Pública
TRABAJO MANCOMUNADO
Santa Lucía y Manatí cuentan con estudio sobre determinantes de embarazo adolescente
El embarazo adolescente es considerado un problema importante de salud pública en Colombia
Miércoles, 10 de agosto de 2022, a las 16:29

6 estudiantes del programa de Medicina junto a Ana Liliana Ríos, directora del departamento de Salud Pública.


Redacción. Bogotá
El embarazo adolescente ha sido considerado como un problema importante de salud pública en Colombia. En el Atlántico, por ejemplo, el municipio de Manatí ha registrado en 2020 la tasa de fecundidad más alta entre todos los municipios del departamento, en el grupo de 15 a 19 años. En ese mismo año, Santa Lucía se ha ubicado en el quinto lugar de municipios con las tasas más altas de fecundidad en el mismo grupo etario.  
 
En ese sentido, una de las limitaciones fundamentales para la generación de programas y proyectos en este escenario ha sido el levantamiento de datos frescos, certeros y propios de las comunidades, que representen sus realidades particulares, contadas por sus propios habitantes, especialmente los jóvenes.
 
De ese modo, la Uninorte Social, en un trabajo mancomunado con 6 estudiantes del programa de Medicina, junto con Ana Liliana Ríos, directora del departamento de Salud Pública de la División de Ciencias de la Salud de Uninorte, han puesto en marcha la tesis denominada ‘Determinantes del embarazo presentes en adolescentes entre 14 a 18 años de los municipios de Manatí y Santa Lucía Atlántico en el año 2022’.
 
Por su parte, Lucía Avendaño, coordinadora de Uninorte Social, ha expresado que “este estudio marca un antes y un después en la historia de Uninorte Social y, por supuesto, de los municipios de Santa Lucía y Manatí, dado que es el primer estudio propio (de la iniciativa) que aborda una temática crítica y de base en el desarrollo sostenible de los municipios y que brinda no solo un aporte a los territorios, sino a la ciencia misma”. 
 
Avendaño también ha agregado que “en Uninorte Social estamos orgullosos y agradecidos, tanto con los tesistas y su docente tutora, como con las comunidades, los cuales le apostaron a hablar de un tema que sigue siendo un tabú y a ‘poner sobre la mesa’ sus realidades, como población, en esa problemática”.
 
"Para mí como docente es muy gratificante que un trabajo de investigación de estudiantes de Medicina de pregrado aporte en el conocimiento de la realidad social de un tema tan vigente y complejo como son los determinantes sociales de salud que influyen en que se presenten los embarazos en adolescentes”, ha manifestado la directora del departamento de Salud Pública.
 
Sobre el proceso
 
La apuesta inició a finales de 2021 con la visita de los estudiantes a los dos municipios, para llevar a cabo una gran reunión con los actores de los sectores salud, educación y juventud, donde fue expuesta la propuesta.
 
Cabe mencionar que, cada paso fue coordinado por las secretarías municipales de Salud, así como con las autoridades de los colegios.
 
Durante el encuentro, los estudiantes aplicaron más 350 encuestas. Así, Ríos y el equipo de Uninorte Social aplicaron las encuestas donde los jóvenes compartieron un refrigerio con los estudiantes; momento en el cual expresaron sus inquietudes y experiencias frente al tema del embarazo adolescente en sus entornos cercanos.
 
Sobre los hallazgos principales
 
En los resultados del proyecto de investigación se ha evidenciado que, las mujeres tienen una posibilidad 1.7 veces mayor de tener una constante supervisión parental en comparación con aquellos participantes hombres. El 3,48 por ciento de los encuestados ya registraba embarazos previos.
 
Asimismo, el estudio ha indicado que los adolescentes participantes que no practican una religión tienen 1.7 veces más posibilidad de iniciar su vida sexual, que aquellos adolescentes que sí la practican. Es importante destacar que este factor es importante, dada la alta presencia de grupos religiosos en los municipios y el impacto social que estos ejercen entre los pobladores.
 
De igual forma, la investigación ha dado cuenta que, los jóvenes entre 14 y 16 años desconocen 3 veces más los métodos de planificación que aquellos que ostentan edades entre los 16 a 19 años.  
Vale la pena destacar que el estudio también arrojó que la mayoría de los asistentes a los servicios de salud sexual y reproductiva son mujeres.
 
La mayoría de los estudiantes inició la vida sexual a los 14 años. En el caso de las mujeres, la edad de su primera menstruación con mayor prevalencia fue entre los 10 a 12 años. 
 
Es importante destacar que, los participantes del estudio han precisado que es clave promover espacios en las comunidades, en los que se garantice el conocimiento sobre los métodos anticonceptivos disponibles en la actualidad y su correcto uso, así como estrategias de acceso a los mismos. 
 
Finalmente, se ha enfatizado el incentivo a la asistencia a los servicios de salud sexual y reproductiva en estas comunidades, es fundamental, para asegurar el aprendizaje continuo, y se ha recomendado hacer el seguimiento en el tiempo a las madres adolescentes con la finalidad de evitar un segundo y tercer embarazo a temprana edad.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.