Edición Médica

Martes, 26 de octubre de 2021
13:29
Colombia | Ecuador
Avances
FACTORES DE RIESGO
¿Cómo funciona el nuevo método para calcular la mortalidad en pacientes con EPOC?
Este nuevo modelo ha combinado diversas variables incluyendo el uso de la imagenología
Jueves, 24 de junio de 2021, a las 18:25

Mark Dransfield, editor en jefe de la revista de la Fundación COPD.


Redacción. Bogotá
Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han registrado un aumento en el número de personas afectadas por Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas (EPOC) como consecuencia de su estilo de vida actual en el marco de la pandemia por COVID-19.
 
En ese sentido, para la medicina ha sido necesario identificar los factores de riesgo para desarrollar tratamientos y estrategias preventivas, sobre todo en casos como la enfermedad pulmonar, según han resaltado varios artículos científicos.
 
Cabe resaltar que, para poder elaborar tratantes los médicos han utilizado el modelo de riesgo BODE (Body mass index–airflow Obstruction-Dyspnea-Exercise capacity, en inglés) desarrollado para predecir la mortalidad en pacientes con EPOC durante un periodo de 4 años.
 
A pesar de que este modelo ha sido útil para la predicción de la mortalidad en la EPOC, modelos como el BODE se han desarrollado utilizando a los participantes en los grados 1 a 4 de la espirometría de la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva (GOLD) pero sin imágenes de tomografía computarizada que puedan considerarse como variables cuantitativas.
 
De acuerdo con una investigación publicada a principios del 2021 en la revista Chronic Obstructive Pulmonary Diseases (perteneciente a la COPD Foundation), se desarrolló un sistema de puntos para determinar el riesgo de mortalidad en los fumadores actuales y ex fumadores después de controlar los múltiples factores de riesgo. Para ello se analizaron los datos de 9.074 fumadores actuales y antiguos que habían participado del estudio de Epidemiología Genética de la EPOC (COPDGene).
 
Según ha resaltado el artículo científico, los pacientes tenían una edad en promedio de 60 años y un historial de tabaquismo evidenciado en el consumo de mínimo 10 paquetes de cigarrillos al año. Las evaluaciones de los participantes en el estudio incluyeron una historia clínica, una espirometría previa y posterior a la aplicación de un broncodilatador, una prueba de distancia de 6 minutos a pie y una tomografía computarizada inspiratoria y espiratoria. Adicionalmente, el equipo investigador analizó el riesgo de mortalidad en el contexto de las clasificaciones de la Iniciativa Mundial para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva (GOLD) de los pacientes de la muestra.
 
“El índice BODE se creó como un sencillo sistema de puntuación para predecir el riesgo de mortalidad por todas las causas en un plazo de 4 años, y se basa en el FEV1 [volumen espiratorio forzado a 1 segundo], la [prueba de marcha de 6 minutos], la disnea y el IMC, un subconjunto de predictores que consideramos en nuestro modelo”, han señalado los investigadores.
 
Este modelo de riesgo incluye datos de las pruebas de función pulmonar y de las tomografías computarizadas volumétricas.
 
De acuerdo con los investigadores, el riesgo medio de mortalidad a 10 años ha sido del 18 por ciento para las mujeres y del 25 por ciento para los hombres. El rendimiento en la prueba de la marcha de 6 minutos (distancias inferiores a 500 pies), el FEV1 (inferior a 20) y la edad avanzada (80 años o más) fueron los predictores más fuertes de la mortalidad.
 
Asimismo, los autores de la publicación han recalcado que este modelo mostró una gran precisión predictiva. Dentro de los factores que limitan el diseño de este modelo predictivo para EPOC, los investigadores señalan que el diseño observacional de base no permite estimar los efectos causales de factores modificables como dejar de fumar, que podrían influir en la prueba de marcha y otras.
 
Sin embargo, los científicos han estipulado que este modelo de riesgo “permitirá a los médicos y a los pacientes comprender mejor los factores que afectan al riesgo de un acontecimiento adverso, algunos de los cuales pueden ser modificables”, dijeron los investigadores. De igual forma añadieron que “las estimaciones de riesgo pueden utilizarse para seleccionar grupos de individuos para futuros ensayos clínicos, incluidos los que actualmente no están clasificados como enfermos de EPOC según los criterios de la GOLD”.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.