Edición Médica

Martes, 18 de enero de 2022
12:17
Colombia | Ecuador
Salud Pública
RELACIÓN SIGNIFICATIVA
Crononutrición, la mejor forma de proteger la lactancia materna
La crononutricón se aplica en la composición de la lactancia materna para resaltar sus beneficios en la nutrición infantil
Jueves, 13 de enero de 2022, a las 17:25

Gloria Calderón Higuita, especialista en Nutrición Humana.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
La crononutrición ha sido una estrategia creada en 1986 la cual sugiere que, los alimentos tienen determinados efectos en el organismo según el momento en el que son ingeridos, por lo que se habla de una alimentación siguiendo el reloj biológico.
 
Este concepto se aplica en la composición de la lactancia materna a lo largo del día y tiene efectos beneficiosos en el descanso nocturno, tanto de la madre como del bebé. Por ejemplo, en el día la leche materna es rica en cortisol y otros aminoácidos promotores de la vigilia, y durante la noche su composición cambia y se vuelve rica en sustancias promotoras del sueño como la melatonina.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Gloria Calderón Higuita, especialista en Nutrición Humana, ha explicado que “la leche humana cambia con el tiempo, y como tiene cerca de 500 ingredientes, entre ellos células vivas, es imposible recrear en un laboratorio, por eso la importancia de que los bebés sean amamantados libremente a cualquier hora entre el día y la noche”.
 
“Más o menos al medio día cuando el bebé se amamanta salen más sustancias de defensa como inmunoglobulinas y a la media noche sale más leptina, que hace parte de las proteínas y se encarga de la saciedad del apetito. Asimismo, desde la media noche y las seis de mañana, la leche sale más rica en triptófano y otros componentes que tienen que ver con el sueño”, ha agregado.
 
La especialista ha precisado que, “en diferentes momentos del día y la noche sale una leche más rica en una u otra proteína, no hay mucho del tema, pero, por ejemplo, en los bancos de leche van a empezar a separar la leche que la madre se extrae en los diferentes horarios para dársela a los niños justo en esos momentos”.
 
Otra forma de proteger la lactancia materna, según ha indicado Calderón, es el momento antes de extraer la leche a la mujer. “Se debe hacer un masaje de oxitocina, que consiste en frotar la espalda de la madre sentada frente a una mesa, donde se pueda inclinar hacia adelante. Dobla sus brazos sobre la mesa y hace que su cabeza descanse sobre sus brazos, mientras los pechos cuelgan libremente, sin ropa”, ha indicado.
 
La tarea de los profesionales de la Salud
 
De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OSP), los trabajadores de la salud también deben proteger la lactancia. Para esto, no deben aceptar muestras gratuitas de sucedáneos de la leche materna (todo alimento comercializado o presentado como sustituto parcial o total de la leche materna, sea o no adecuado para ese fin) ni anuncios sutiles.
 
Deben actuar como agentes protectores rechazando la capacitación en salud o nutrición que son pagadas por las compañías farmacéuticas, así como viajes y otros beneficios”, ha advertido la especialista.
 
Adicional a ello, Calderón ha enfatizado que “la lactancia es muy instintiva y los niños nacen con 20 reflejos primitivos que son los que le ayudan a llegar al alimento. Sin embargo, la mecánica de sucesión, que sería la quinta fase, se puede complejizar si el parto es demasiado largo o se cambia de un parto natural a cesárea. Todos estos cambios hacen que el bebé se altere, porque sienten el temor y estrés de su madre que puede llegar a afectarlos”.
 
Por último, la especialista ha recalcado que, “el día que el niño nace entra en un sueño profundo hasta más de 12 horas, por lo que puede ser común que duerman mucho, y para que el bebé esté a una temperatura adecuada y poder calmarlo correctamente, se debe buscar el contacto piel con piel con su madre”.
 
El dato
 
Varios especialistas han denotado la importancia de conocer más sobre la crononutrición, ya que, investigaciones han evidenciado que, al medio día la leche materna es más rica en anticuerpos necesarios para el sistema inmune, mientras que, a las 6 de la tarde es rica en metionina, molécula esencial para el metabolismo y el crecimiento normal. A la medianoche es rica en leptina, hormona que regula el apetito; y en la madrugada y hasta las 6 a. m. en hormonas relacionadas con el sueño.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.