Edición Médica

Viernes, 24 de septiembre de 2021
10:37
Colombia | Ecuador
Salud Pública
VIGILANCIA EN SALUD
Epidemiólogo resalta los posibles cambios que generaría la variante colombiana de COVID-19
OMS la denomina como Mu y ha sido detectada por primera vez en Colombia en enero de 2021
Viernes, 03 de septiembre de 2021, a las 16:08

Jorge Alberto Cortes, infectológo del hospital Universitario Nacional.


Karen Juliete Rojas Gaitán. Bogotá
 
La variante B1.621. ha sido identificada por primera vez en Colombia y se encuentra emparentada con el linaje B.1 que circula tradicionalmente en el país desde el inicio de la pandemia. Según han indicado varios expertos, esa mutación sería la responsable del tercer pico de la pandemia que representó un número de contagios elevado, a diferencia de los otros que se habían dado en el territorio.
 
Por su parte, la OMS ha venido catalogando varias mutaciones del SARS-CoV-2, de los cuales hay ocho que han mostrado que se transmite con mayor facilidad, en su último anuncio sumo la variante ‘Mu’, que fue detectada inicialmente en Colombia.
 
Cabe resaltar que, la COVID-19 ha dejado 4,5 millones de muertos en todo el mundo, de las más de 217,8 millones de personas que han contraído el virus. En la actualidad se han aplicado 5.316 millones de dosis en contra del patógeno.
 
En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Jorge Alberto Cortes, infectólogo del hospital Universitario Nacional, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, ha explicado que “lo que hacen actualmente los gobiernos son sistema de vigilancia de salud pública, por lo que, deben hacer una segmentación y secuencia de los virus que están circulando con el fin de ver cuáles fueron las variantes o mutaciones que están circulando”.
 
La OMS dio una clasificación para esas variantes, que está en tres niveles: de interés, sinónimo de preocupación.
 
“En el caso de Colombia lo que pasó fue que se tenía la variante que fue denominada MU se volvió mucho más frecuente a partir de julio, tiempo en el que se observó que las secuencias habían realizado una proporción importante y que esas secuencias correspondían a esa variante. En ese punto es en el que entra lo de interés de la OMS, lo que vemos es que esa variante se ha extendido, es decir que tiene alguna característica que hizo que se volviera más frecuente, una de las características suele ser que es capaz de reproducirse más fácilmente que las otras variantes que existían previamente”, ha indicado Cortes.
 
De acuerdo con los expertos, las variantes que entran a la lista de interés implican un “riesgo emergente para la salud pública mundial”, puesto que, se ha demostrado que tienen una transmisión significativa, pero es una categoría de riesgo más baja que las que están en la lista de variantes de preocupación, donde se catalogan las más infecciosas como Delta o Beta.
 
Además, Cortes ha señalado que esas mutaciones “pueden afectar lo que conocemos de la enfermedad, ya que, podrían presentar mutaciones en las pruebas PCR, es que puede ser que unas variantes sean más difíciles de detectar que otras y lo más preocupa es que las mutaciones ocurran en los sitios donde se unen los anticuerpos que se producen de forma natural contra el virus o los anticuerpos que se producen con la vacunación”.
 
Cortes ha enfatizado que, “las vacunas están constituidas de todo el virus o un segmento de la proteína espiga, que es fundamental para el virus, ya que se pega a las células muertas, entonces hay mutaciones en los anticuerpos que se producen, que son atacados por los anticuerpos que se producen de la vacuna y podría suceder que la efectividad de la vacuna sea más baja”.
 
En la medida que un virus adquiere más importancia que otros virus, Cortes ha señalado que, “entra en esa primera categoría que es de interés, en ese caso ellos están mirando lo que está sucediendo y que impacto podría tener eso”.
 
Asimismo, el epidemiólogo ha explicado que, el problema se encuentra en dar el siguiente paso, lo cual es un tema preocupante porque se requeriría de mucha más información como; tener datos clínicos de los pacientes que tuvieron esas variantes esto, “para observar que tan mal les fue, si lo transmitieron más rápidamente y ese tipo de vigilancia es Colombia es muy limitada, porque sabemos que está circulando y con el número de secuencias que hay en Colombia será complicado saber si esa variante es peligrosa”, ha manifestado.
 
El dato
 
La OMS ha establecido en un comunicado reciente que, la variante B1.621 circula en Colombia en territorios como Caquetá, Nariño, Amazonas, Vichada, Arauca, Bolívar, Sucre, La Guajira, Magdalena, Sucre y Antioquia. Y en el mundo se ha reportado en España 104 casos, y 13 brotes comunitarios no asociados con viajes; Holanda 10 casos, Dinamarca 27 casos y Reino Unido 2 casos.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.