Edición Médica

Martes, 18 de junio de 2024
03:04
Colombia | Ecuador
Salud Pública
BARRERAS ADICIONALES
Nuevo informe de la OMS destaca las necesidades de Salud desatendidas de niños con discapacidades del desarrollo
En el 2019, aproximadamente 317 millones de niños y jóvenes se vieron afectados por condiciones de Salud
Lunes, 18 de septiembre de 2023, a las 14:56

Dévora Kestel, directora de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OMS.


Redacción. Bogotá
Un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, arroja luz sobre la extensión global de las discapacidades del desarrollo en niños y jóvenes, subrayando la urgencia de abordar las disparidades en su acceso a la atención médica, los resultados de Salud y su exposición a factores sociales como la pobreza.
 
Según ha destacado el informe, en el año 2019, aproximadamente 317 millones de niños y jóvenes se vieron afectados por condiciones de Salud que contribuyeron a discapacidades del desarrollo. Estos individuos enfrentan no solo estigmatización y exclusión social, sino también obstáculos en su acceso a la atención médica y una calidad de atención inferior en comparación con sus pares.
 
Por su parte, Luwei Pearson, director Asociado de Salud de UNICEF, destacó la necesidad de incluir las aspiraciones y necesidades de los niños y jóvenes con discapacidades del desarrollo en el núcleo de los esfuerzos globales para promover la salud y el bienestar infantil. Además, ha subrayado la importancia de no dejar a nadie atrás en esta misión.
 
Adicional a ello, Dévora Kestel, directora de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OMS, ha hecho hincapié en las desigualdades que enfrentan estos niños y jóvenes, desde problemas de salud hasta exclusiones sociales. Hizo un llamado a fortalecer las intervenciones que respalden su desarrollo y bienestar dentro de iniciativas más amplias para lograr la cobertura sanitaria universal y promover ambientes de crianza inclusivos.
 
Cabe mencionar que, los niños y jóvenes con discapacidades del desarrollo padecen afecciones subyacentes que afectan su sistema nervioso en desarrollo, lo que resulta en deficiencias en áreas como el funcionamiento motor, cognitivo, del lenguaje, conductual y sensorial. Estas deficiencias, junto con diversas barreras y factores contextuales, pueden dificultar su participación plena en la sociedad en igualdad de condiciones con sus pares.
 
De igual forma, las condiciones de salud subyacentes que contribuyen a las discapacidades del desarrollo han abarcado trastornos como el autismo, los trastornos del desarrollo intelectual y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, entre otros. Esto se ha sumado a una amplia gama de enfermedades congénitas, como el síndrome de Down, o condiciones adquiridas durante el nacimiento o la infancia, como la parálisis cerebral, según ha establecido la Clasificación Internacional de Enfermedades, 11ª Revisión (CIE-11).
 
El informe ha evidenciado que, los niños con discapacidades del desarrollo tienen un mayor riesgo de mortalidad prematura, causada en gran medida por condiciones evitables como la epilepsia, la asfixia, las infecciones respiratorias y las lesiones. Estas disparidades en la salud persisten en la edad adulta, aumentando el riesgo de enfermedades crónicas y problemas de salud mental.
 
En ese sentido, una atención médica insatisfactoria se debe a sistemas fragmentados y financiamiento insuficiente, lo que resulta en problemas de salud sin diagnóstico ni tratamiento oportuno. Además, el estigma, la falta de información y la comprensión limitada de las discapacidades del desarrollo actúan como barreras adicionales para el acceso a la atención médica.
 
El informe propone un marco de acción concreto que incluye:
 
-Fortalecer la coordinación y rendición de cuentas en la atención.
 
-Fomentar la participación activa en liderazgo, políticas y programas.
 
-Abordar los determinantes sociales de la salud y el bienestar.
 
-Combatir la estigmatización y promover ambientes inclusivos.
 
-Desarrollar políticas multisectoriales para abordar desigualdades en la atención.
 
-Ofrecer servicios de atención centrados en las personas y respaldados por evidencia.
 
-Informar, empoderar y apoyar a los cuidadores.
 
-Mejorar la investigación y la recopilación de datos.
 
-Desarrollar planes y protocolos inclusivos para emergencias sanitarias.
 

Por último, este informe global ha sido un llamado a la acción para acelerar cambios a nivel individual, familiar, comunitario y social con el objetivo de lograr inclusión y equidad en Salud. Se enfatiza la necesidad de invertir más en la construcción de sistemas de atención que respondan a las necesidades de los niños y jóvenes con discapacidades del desarrollo.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.